50 familias que cuidan a personas dependientes han participado en nueve talleres formativos

Cristina Klimowitz ha entregado hoy los diplomas a los participantes en estos cursos en los que han recibido técnicas de autocuidado, de manejo de la ansiedad y el estrés.

El Ayuntamiento de Salamanca, en colaboración con la Junta de Castilla y León, ha apoyado a medio centenar de cuidadores de personas dependientes a través de nueve talleres formativos que se han impartido en los Centros de Acción Social de El Rollo, Centro, San Bernardo, San José, Garrido Norte y Sur.

 

Así lo ha destacado hoy en la entrega de diplomas a los participantes en esta iniciativa la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Cristina Klimowitz, quien ha destacado la importancia de este proyecto que persigue dotar a las personas cuidadoras de los conocimientos necesarios para atender adecuadamente a las personas dependientes.

 

En estos talleres se imparten útiles contenidos para apoyar a estos cuidadores, que son familiares de beneficiarios de la prestación económica de cuidados en el entorno.

 

Desde la entrada en vigor de la Ley de Promoción de Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, las personas a las que se les reconoce la situación de dependencia pueden optar bien por los servicios de teleasistencia, ayuda y comida a domicilio o bien por las prestaciones económicas, como las que se entrega para cuidados en el entorno. Es decir, las ayudas que reciben las personas dependientes atendidas por un familiar en su domicilio.

 

Cuidados para el cuidador (como técnicas de autocuidado, de manejo de la ansiedad y el estrés o habilidades de afrontamiento cognitivo), cuidados personales en casa, la adaptación del entorno o los recurso sociales y sanitarios de atención a personas dependientes y sus cuidadores han sido los contenidos principales que se imparten en estos talleres.

 

Esta actividad se ha organizado teniendo en cuenta las necesidades de los propios participantes. Los talleres se han organizado en cinco sesiones con una duración de 2,30 horas y su frecuencia se define en cada Centro de Acción Social, dependiendo de las posibilidades de los asistentes. Los grupos han estado integrados por un mínimo de 8 personas y un máximo de 14.