48 horas en Salamanca: los 10 sitios que no te puedes perder

(Foto: Arai Santana)
Ver album

Salamanca es una de las ciudades turísticas por excelencia y ofrece, pese a su pequeña extensión, innumerables rincones para no olvidar y una gastronomía que merece la pena degustar.

Si tuvieras que disfruta 48 horas en la ciudad de Salamanca, ¿qué harías? ¿Qué lugares te gustaría conocer? ¿Dónde disfrutar de la mejor gastronomía? Esta capital, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, no deja indiferente a nadie y cuenta con innumerables rincones con encanto. Te ofrecemos los 10 imprescindibles para disfrutar de dos días de ensueño. 

 

Hay muchos más, claro, pero estos son los que debes visitar en una de las ciudades de España con una mayor tradición universitaria y que respira cultura y tradición por los cuatro costados.

 

1. PLAZA MAYOR

 

 

Imprescindible para cualquiera que llegue a la ciudad; es el punto de encuentro para muchos y donde se pueden observar todos los medallones que honran a personajes de la historia de España. Construida entre 1729 y 1756, su estilo barroco, diseñado por Alberto Churriguera, aunque con modificaciones posteriores y remodelaciones urbanísticas, es el centro neurálgico de la capital. Está considerada como Bien de Interés Cultural y Miguel de Unamuno la definió así: "Es un cuadrilátero. Irregular, pero asombrosamente armónico".

 

2. LA CATEDRAL: IERONIMUS

 

 

Una de las bellezas artísticas que muestra la ciudad. Ofrece al visitante el singular tesoro de nueve siglos de historia y arte religioso, que puede ser contemplado en línea de perfecta continuidad. La Catedral constituye una parte fundamental de la ciudad de Salamanca, Patrimonio de la Humanidad, sin la cual es imposible comprenderla.

 

La Catedral Vieja, dedicada a Santa María de la Sede, es de estilo románico de transición y en ella destaca sobremanera su cimborrio: la denominada Torre del Gallo. Dentro de este templo, que empezó a construirse en la primera mitad del siglo XII, se encuentra la capilla de San Martín o del Aceite. Felizmente conserva a día de hoy en su lugar originario el portentoso retablo de la capilla mayor, que data de la década de 1440, merced a la mano de los hermanos Delli.

 

En la Catedral Nueva, que se erigió en el siglo XVI y fue finalizada en 1733 por los Churriguera, se encuentra la imagen de la Virgen de la Asunción, misterio al que se encuentra advocado el templo, que fue tallada en 1626 por el escultor Esteban de Rueda con destino al altar provisional elevado en la primera media iglesia mientras se culminaban las obras del templo.

 

Y, cómo no, destacar Ieronimus, una de las actividades que permite analizar y disfrutar de la belleza de Salamanca. Se puede disponer de nuevas visiones de la ciudad, hacia los cuatro puntos cardinales, ver desde todo lo alto el patrimonio de la capital o entender cómo la torre venció al terremoto de Lisboa.

 

3. CALLE COMPAÑÍA

 

 

La calle por excelencia de Salamanca. Destaca por su patrimonio arquitectónico, porque en dicha céntrica vía se encuentra gran parte del patrimonio cultural. La Casa de las Conchas, la Clerecía (antiguo colegio jesuita y actual sede de la Universidad Pontificia de Salamanca), la iglesia de San Benito, el Convento de la Madre de Dios y el Convento de las Agustinas. Ésta desemboca en la plaza de las Agustinas, donde, además del citado convento, se encuentra el Palacio de Monterrey.

 

4. LA FACHADA DE LA UNIVERSIDAD

 

 

El año 2018 que ya quedó atrás, fue la fecha en la que la Universidad de Salamanca celebró su VIII Centenario con numerosas actividades, para ser el eje sobre el que todo giraba, siendo la más antigua de España y la tercera de Europa. Su fachada ubicada en el Patio de Escuelas, tan atractiva para los turistas, esconde la famosa rana que todo el mundo busca cuando viene a la ciudad. Alfonso IX de León fue el gran impulsor de lo que hoy conocemos como tal. Hasta el siglo XVII fue considerada como la más prestigiosa e influyente de España. Su declive llegó en el siglo XIX hasta que a mediados del siglo XX recuperó la senda de la gloria.

 

5. IGLESIA DE SAN ESTEBAN

 

 

San Esteban es un convento dominico situado en la ciudad de Salamanca, en la plaza del Concilio de Trento, al final de la Gran Vía. La Iglesia fue construida por el arquitecto Juan de Álava en 1524 y continuada por Fray Martín de Santiago, siendo consagrada en 1610. Su fachada está compuesta por la portada de la iglesia y el pórtico de acceso al convento que forma ángulo recto con ella, mientras que su portada es uno de los mejores ejemplos del plateresco.

 

6. CLERECÍA

 

 

Ubicada en el entorno de la calle con más encanto de Salamanca, la calle Compañía, a partir de 1940 pasó a formar parte de la Universidad Pontificia de Salamanca. Es el nombre que recibe el edificio del antiguo Real Colegio del Espíritu Santo de la Compañía de Jesús, construido en la capital salmantina entre los siglos XVII y XVIII, de estilo barroco. Se diferencia el colegio, con un interesante claustro, y la iglesia, con una impresionante fachada de tres cuerpos.

 

7. PALACIO DE MONTERREY

 

El Palacio de Monterrey es actualmente una de las residencias oficiales del Duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, junto al madrileño Palacio de Liria o la sevillana Casa Palacio de las Dueñas. Desde este 11 de mayo, el Palacio abrirá de forma permanente sus puertas al público para que los visitantes puedan conocer su interior y algunas de las obras de arte más significativas de la colección pictórica de la Fundación Casa de Alba.

 

El proceso de rehabilitación del Palacio de Monterrey, liderado por el arquitecto José Javier López Martín, se ha desarrollado durante un año siguiendo los criterios para la conservación, consolidación y restauración establecidos por la Unesco. Es decir, respeto a la autenticidad, mantenimiento de la integridad y cautela.

 

 

El interior del Palacio de Monterrey conserva la esencia de una casa habitada y cuidada, distribuida en varios niveles. La planta baja se dedica a la zona de servicio doméstico, mientras que la escalera principal conduce a las plantas superiores destinadas tradicionalmente al uso privado.

 

El recorrido por este edificio singular y único dentro del panorama arquitectónico y turístico salmantino comienza en el hall, desde donde se accederá a través de la escalera principal (decorada con tapices del siglo XVII) al vestíbulo de la primera planta.

 

La visita se cierra, finalmente, con el despacho y la habitación donde se alojaba SS.MM. el Rey Don Juan Carlos en sus visitas a Salamanca.

 

8. CASA LIS

 

 

La Casa Lis (calle Gibraltar, 14) es un palacete urbano enclavado sobre la antigua muralla de la ciudad mandado construir por D. Miguel de Lis (1855-1909). El encargado de llevar a cabo este proyecto fue Joaquín de Vargas y Aguirre (1857- 1935), natural de Jerez de la Frontera, que desembarcó en Salamanca para ocupar la plaza de arquitecto provincial. Don Miguel de Lis era propietario de una fábrica de curtidos que había heredado de su padre y que adaptó a los nuevos sistemas de producción en la última década del siglo XIX. Este próspero negocio le facilitó una desahogada posición económica, de modo que D. Miguel es, en la época en que construye su nuevo palacio urbano, uno de los cien mayores contribuyentes de Salamanca. Definido como una persona hábil para los negocios y trabajador infatigable, su carácter “moderno” se puede apreciar en la concepción de su nueva vivienda.

 

9. PUENTE ROMANO

 

El Puente Romano forma parte de la Vía de la Plata, una de las tres calzadas romanas que enlazaban Emérita Augusta (Mérida) con Cesar Augusta (Zaragoza) y con Astorga por la Vía de la Plata, actualmente la imagen de este Puente Romano es un exponente universal de la ciudad de Salamanca. Ya en la Helmántica, los romanos advirtieron la importancia de esta ciudad por su estratégica ubicación junto a las tres colinas y a la vera del río Tormes de vital importancia para abastecerse de sus aguas al tiempo que era un obstáculo a franquear por los enemigos.

 

Este río de Salamanca era caudaloso y para acceder desde el arrabal al centro de la ciudad por la calle de la Veracruz era imprescindible pasar sus aguas, probablemente Trajano ordeno su construcción para dar paso a sus ejércitos y para evitar el paso de no deseados personajes montaban en el permanentes guardias.

 

El puente es de piedra y tiene 26 arcos aunque de la primitiva construcción romana solo quedan 15 de ellos en la margen derecha. Son arcos de medio punto típicos de la época con grandes dovelas almohadilladas que datan del año 89. El resto del puente fue reconstruido durante el reinado de Felipe IV (1677).

 

10. DE TAPAS POR EL CENTRO

 

 

La capital ofrece innumerables establecimientos hosteleros para degustar las mejores tapas. Jamón, tostas, farinato, o cualquier ibérico, además de los mejores vinos forman parte de la gastronomía de Salamanca, entre otros muchos manjares.

 

¿cuáles son los mejores bares para el arte de irse de tapas en la ciudad de Salamanca? Seguro que hay muchos más, pero les ofrecemos una pequeña muestra de los principales, hay más, claro. PINCHA AQUÍ.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: