300 familias se quedan sin plaza pública de guardería por la escasez de la oferta

Sede de una escuela infantil pública en Salamanca. Foto: De la Peña

La escasez de vacantes y el alto número de solicitudes impide dar cobertura a toda la demanda. Si no hay cambios en el número de plazas, un buen número de familias se ven empujadas a la oferta privada.

Salamanca ha revelado este lunes un serio problema de plazas públicas para la primera etapa de Educación Infantil. Con el comienzo de esta semana se han publicado los listados de admitidos y reservas del proceso de admisión para el próximo curso. Y en esta primera etapa educativa muy pocas familias han obtenido plaza en una escuela infantil pública. Las solicitudes de unos 300 alumnos están en las listas de reserva porque no hay vacantes suficientes en la capital, lo que obliga a acudir al sector privado.

 

Según los datos publicados este luens, esta es la situación. En total las cuatro escuelas municipales han recibido casi 400 solicitudes de nuevo ingreso para las cerca de 250 plazas disponibles, con lo que cerca de 150 niños y niñas de familias salmantinas se quedan sin plaza a la espera de renuncias. En las listas se contemplan las solicitudes admitidas y que quedan en lista de espera, aunque también hay exclusiones.

 

Los centros del Zurguén y Pizarrales son los únicos que han podido atender un número razonable de solicitudes, aunque en ningún caso hay vacantes suficientes para todas las peticiones, salvo en el nivel 2-3 años de la escuela de Pizarrales. Por contra, los centros de El Rollo y Garrido no alcanzan ni mucho menos a cubrir la demanda. En El Rollo había 57 plazas para 127 solicitudes, y en Garrido 55 para 97 peticiones.

 

Además, en Salamanca la Junta tiene tres escuelas infantiles para la etapa 0-3 años, a las que hay que sumar otra en Béjar. En Salamanca, se han aceptado casi 250 solicitudes para menos de cien vacantes en total, 74 en la capital y otras 25 en Béjar. Centros como el de Virgen de la Vega, en La Alamedilla, han recibido 117 solicitudes para 20 vacantes entre los tres niveles de 0 a 3 años. Las tres de la capital han sumado 227 solicitudes de alumnos para 74 plazas.

 

En total, cerca de 300 solicitudes, entre las presentadas para las guarderías del Ayuntamiento y las de la Junta, se han quedado sin atender en Salamanca. Hay que recordar que la capital cuenta con un nivel de nacimientos y de población de 0-3 años muy superior a su parque de vacantes en escuelas infantiles públicas. Con más de 1.100 nacimientos y más de 5.000 niños de hasta cuatro años de edad empadronados en la ciudad, las poco más de 300 plazas públicas de Educación Infantil  ofertadas se quedan cortas: tocan a una vacante por cada dieciséis niños. Algunas son absorbidas por la oferta en municipios del alfoz, pero el resto tiene que ir al sector privado.

 

La situación no parece que vaya a mejorar. De cara a los próximos seis años, el Ayuntamiento tiene previsto mantener la capacidad actual de las escuelas infantiles. En el nuevo contrato para la gestión de las guarderías se contempla el mismo número de plazas y la ampliación quedaría a decisión de la nueva concesionaria. Las guarderías municipales tienen actualmente unas plazas, de las cuales sólo 255 son vacantes; el resto, están ocupadas por los niños que van subiendo de curso.