2021 en el horizonte: lo que estrenará Salamanca este año y lo que se volverá a retrasar
Cyl dots mini

2021 en el horizonte: lo que estrenará Salamanca este año y lo que se volverá a retrasar

Del 'inacabable' campo de fútbol Reina Sofía a la autovía de Portugal o la electrificación ferroviaria.

El año 2020 ha dejado estrenos sonados como los del nuevo edificio del Hospital Clínico Universitario o la nueva calle de acceso al centro hospitalario, y en 2021 tienen que ser muchas las novedades en Salamanca. La ciudad y la provincia esperan algunos proyectos que se han demorado durante años y que no terminan de concretarse.

 

Igual que el año pasado ha sido el de la finalización del Hospital, este 2021 será el del 'puerto seco'. El ansiado proyecto logístico para situar a Salamanca en el mapa del transporte intermodal de mercancías va a ver cómo se construye el nuevo polígono logístico que debe empezar a acoger empresas durante 2022. Más adelante se construirá la terminal ferroviaria que completará el enclave.

 

El nuevo centro cultural del Palacio de Abrantes está en obras desde hace meses y debería estar finalizado durante este 2021. Se convertirá en una nueva sede cultural de la ciudad, aunque el proyecto colea desde 2014 y está prometido desde 2017.

 

Este nuevo año debería finalizar la obra que convertirá el Reina Sofía en una pequeña ciudad deportiva con las nuevas gradas del campo grande y la construcción del anexo de entrenamiento y sus instalaciones. La obra se ha complicado durante 2020 pero parece estar lista. También podría estar terminada la reforma de la piscina climatizada de La Alamedilla, licitada y esperada desde hace años por las filtraciones que sufre.

 

Durante este año se deben concretar los proyectos para construir nuevas pasarelas y puentes que salven las líneas de tren y los tramos del dío. El proyecto estrella es un nuevo puente peatonal para unir Huerta Otea y Tejares y que ya está siendo instalada: vale 1,2 millones.

 

Puede que no esté listo en 2021, pero durante este año veremos grandes avances del nuevo Centro del Español de la Universidad de Salamanca en la plaza de Los Bandos, en lo que fue la sede del Banco de España.

 

Este año se tienen que concretar la nueva configuración de la carretera entre Salamanca y Alba de Tormes, que será tipo 2+1 con un carril central, aunque la inversión prevista es pequeña. Y debe abrirse al tránsito el último tramo de la autovía entre Ciudad Rodrigo y la frontera portuguesa, ya terminado, pero pendiente de que Portugal finalice su lado.

 

En materia ferroviaria, tienen que terminar las obras para levantar un nuevo apeadero del tren en La Alamedilla tras derribar el anterior para adaptarlo a la electrificación. Deberían finalizar las obras de supresión de al menos uno de los pasos a nivel de Gomecello. En la electrificación del tramo Salamanca-Fuentes de Oñoro está previsto finalizar la línea aérea de contacto en 2021 y también la adaptación de alturas a las nuevas catenarias, que afecta al apeadero de La Alamedilla y a varios pasos sobre las vías.

 

Tendrán que esperar...

Hay otros proyectos que van a superar el 2021 bien porque se trata de inversiones a largo plazo o porque son víctimas de problemas de tramitación, con las obras o con los proyectos. La residencia de Puente Ladrillo es la inversión estrella de la Junta para 2021, pero no está prevista su inauguración hasta 2023.

 

El centro de salud del Zurguén tendrá una pequeña partida este año para volver a empezar con su construcción, prometida hace casi una década; peor lo tiene el de Prosperidad, que ha desaparecido de los presupuestos.

 

El nuevo centro del Irnasa en la capital empezará sus obras este 2021, pero no estará listo al menos hasta 2023. Es una de las piezas del campus agroambiental que apoyan las instituciones salmantinas y que se desarrollará en los próximos años.

 

Más parece que le va a tocar esperar a la conexión entre autovías en Buenos Aires, que debe sustituir su peligrosa rotonda, un proyecto en el que ha habido que volver a empezar tras descartarse todas las opciones de pasar un nuevo puente de un lado al otro del Tormes por la proximidad a restos rupestres.