200 bares de Salamanca cuelgan el cartel de 'traspaso' por las condiciones del Gobierno para abrir
Cyl dots mini

200 bares de Salamanca cuelgan el cartel de 'traspaso' por las condiciones del Gobierno para abrir

Locales de toda la ciudad se suman a una protesta contra el plan para abrir al 30% de aforo porque es su sentencia de muerte.

Los hosteleros del lugar más emblemático de Salamanca, la Plaza Mayor, han decidido colgar el cartel de 'traspaso' a sus locales este miércoles. Por ahora, es una acción simbólica, pero si el Gobierno sigue adelante con sus planes para la hostelería puede que sea el futuro que les espera. El motivo, el planteamiento para reabrir bares y restaurantes que, según el sector, los hará inviables como negocio. Este es el resultado de una acción protesta a la que de manera espontánea se han sumado cerca de 200 bares de la ciudad, de todas las zonas. Acción amparada por la asociación de hostelería. 

 

Este martes el gobierno anunció un horizonte de apertura para la hostelería. Era lo que el sector demandaba, pero las condiciones anunciadas no encajan. Podrán abrir según se avance en las fases de la desescalada, pero con una actividad reducida. Primero en terrazas y al 30% de capacidad, y más adelante dentro, pero al 50% de aforo.  Nada de barras y limitando la afluencia de clientes. 

 

En estas condiciones, los hosteleros creen que es inútil abrir porque irían directos a pérdidas. Un tercio de la terraza es un tercio de negocio, un tercio de empleo y un tercio de ingresos. Las cuentas no salen, y por eso se oponen.

 

En su lugar, el sector había iniciado conversaciones con el Ayuntamiento de Salamanca para buscar la manera de reactivar negocios, y hacerlo a partir de las terrazas que cerca de 600 locales tienen. Tal y como ha adelantado TRIBUNA, la idea era ampliarlas para respetar distancias. El plan, muy avanzado, choca ahora con las pautas del gobierno para desconfinar y devuelve el desaliento al sector.

 

Según la patronal nacional de hostelería, hasta un 30% de locales del país tendrían que cerrar en unas condiciones de explotación así. Es la misma suerte que podrían correr decenas de bares del municipio de Salamanca.

Noticias relacionadas