19.000 salmantinos que viven solos no tiene acceso a las bonificaciones del bus, las basuras o las piscinas

Virginia Carrera y Gabriel Risco, de Ganemos Salamanca (Foto: De la Peña)

Ganemos presenta una propuesta para extender las bonificaciones de las tasas municipales establecidas para los hogares con bajos sueldos a los 18.445 compuestos por una sola persona. Ahora no es posible porque se reserva a los hogares con al menos dos personas.

El grupo municipal Ganemos Salamanca ha planteado un importante cambio en la política de bonificaciones en las tasas e impuestos municipales de cara a la próxima negociación de las ordenanzas fiscales. Se trata de extender las actuales bonificaciones a las rentas más bajas a todos los hogares unipersonales que, según la normativa actual, no pueden solicitar una reducción del 50% en el pago del bus, las piscinas o la tasa de basuras aunque ganen menos del salario mínimo interprofesional.

 

A día de hoy, ya existen reducciones para las tasas municipales de basuras, polideportivos, escuela de música, piscinas, servicio de agua, bus urbano, albergue municipal y uso del Multiusos Sánchez Paraíso. Consisten en la bonificación de hasta el 50% para aquellos hogares cuyos ingresos no superen las dos veces el SMI. Sin embargo, la reducción se aplica sólo en caso de hogares en los que vivan dos personas porque se toma como referencia el concepto de unidad familiar.

 

Virginia Carrera y Gabriel Risco, de Ganemos Salamanca

 

El cambio que pide Ganemos Salamanca es extender estas bonificaciones a personas que vivan solas en alguno de los casi 19.000 hogares unipersonales de la capital en las que entra un sueldo por debajo del SMI, con lo que están en la misma situación económica que las que disfrutan de las reducciones que ya se reconocen, pero no pueden disfrutar de ellas al no contemplarse como beneficiarios a los hogares unipersonales. Con el cambio, podrían bonificarse todas las tasas citadas, a las que Ganemos quiere que se sumen las tarifas de la depuración del agua y de la ciudad deportiva de La Aldehuela, que no contemplan bonificación alguna.

 

Se trata, como han recordado Virginia Carrera y Gabriel Risco, de un cambio en el concepto de familia y de hogar que contemple una realidad tan extendida y creciente como la de las personas que viven solas en Salamanca. Para Risco, "eso de la unidad familiar está anticuado y el acento hay que ponerlo en las personas no en el concepto tradicional de familia". Carrera ha lamentado que se deje fuera a miles de personas que viven solas de la opción de pagar menos y lo achaca "a que este Ayuntamiento no se cuestiona lo que hace" y por eso  no se toca la base de la unidad familiar que sólo reconoce hogares con dos personas.

 

 

HOGARES UNIPERSONALES

 

Más de 292.000 personas viven solas en Castilla y León y más de la mitad de ellos lo hacen antes de los 65 años. Los hogares unipersonales son ya un tercio de los que hay en Castilla y León y es el segundo modelo detrás de las parejas con hijos. El número de hogares en la Comunidad supera el millón, 1.028.000 concretamente, pero son unos tres mil menos que hace tres años. De ellos, 320.500 corresponden con hogares formados por una pareja con hijos viviendo en casa.

 

Este es el modelo de familia más habitual, pero no es el que goza de mejor salud. En el año 2013 eran 331.200 los hogares de este tipo, que ha ido perdiendo fuelle por la baja natalidad y la fuerte emigración que se produce desde casi todas las provincias de Castilla y León. A muy poca distancia hay un modelo que coge fuerza: el de los hogares unipersonales. Se dan las condiciones para que este modelo de convivencia acabe siendo el mayoritario en la Comunidad.