15 y 16 de agosto: Las 'no fiestas' más dolorosas para más de una treintena de municipios de la provincia
Cyl dots mini

15 y 16 de agosto: Las 'no fiestas' más dolorosas para más de una treintena de municipios de la provincia

Fiestas de Guijuelo (Foto: Archivo)

Muchos municipios de la provincia debían celebrar este fin de semana sus fiestas con motivo de las festividades de Nuestra Señora de la Asunción o San Roque.

Agosto es, sin duda, el mes más festivo del año y los días 15 y 16 de agosto se llevan una de las mayores concentraciones de fiestas del verano. Municipios a lo largo y ancho de todo el territorio nacional deberían estar celebrando este fin de semana sus fiestas, sin embargo, este año será distinto. El coronavirus ha arrasado con todo y las fiestas de los pueblos no se han librado.

 

La Junta ya estableció la suspensión de todas las fiestas locales y los ayuntamientos han cumplido y será un fin de semana atípico para la más de una treintena de municipios de la provincia salmantina que debía celebrar sus fiestas. Ya sea por la festividad de Nuestra Señora de la Asunción como por San Roque la lista de pueblos que vivirán sus 'no fiestas' es larga, de todas las comarcas y de todo los rincones de la provincia.

 

Guijuelo, La Alberca o Carbajosa de la Sagrada son algunos de los municipios más grandes de la provincia que deberían estar ya en fiestas. Pero a ellos se suman localidades como Aldeacipreste, Aldeaseca de la Frontera, Almenara de Tormes, Babilafuente, Barbadillo, Cabeza de Béjar, Cantalpino, Cantaracillo, Castillejo de Martín Viejo, Fresno Alhándiga, Fuentes de Oñoro, Ledrada, Linares de Riofrío, Macotera, La Mata de Ledesma, Membribe de la Sierra, Monleras, Monterrubio de la Sierra, Puente del Congosto, La Redonda, Robleda, Salmoral, Sanchotello, Sequeros, Valdecarros, Valdelosa, Valdemierque, Vallejera de Riofrío, Villarino de los Aires o Vitigudino.

 

Además, pedanías como Nuevo Naharros también debían estar ya de fiesta, a lo que se sumarían otros municipios que preparan actividades y propuestas festivas coincidiendo con estos días festivos. 

 

Sin embargo, esta vez no habrá orquestas, encierros, procesiones, ofertorios y las incontables actividades que durante estos días llenaban de vida, color y alegría las calles de los pueblos. De hecho, desde la Delegación del Gobierno en Castilla y León ya han avisado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado vigilarán este fin de semana para que no se produzcan aglomeraciones ni actividades multitudinarias durante unas 'no fiestas' muy dolorosas para los vecinos que esperan con ilusión cada año estas celebraciones