Antonio ferreras color original

Revolución digital

Antonio Ferreras
Si es gratis, el producto eres tú

Lyft

Lyft detail

Es la competencia a Uber, la única que en el futuro cercano le hará frente. Son los taxis del buen rollito, la de los amiguetes.

Alguien comparaba a Uber como pasar la noche en un hotel y a Lyft como dormir en el sofá de la casa de un amigo. Los coches de esta compañía se distinguen porque en el frontal llevan un inmeso bigote rosa. Desconozco el simbolismo, pero al menos llaman la atención. Es una compañía americana, de San Francisco como casi todas, en las que con una aplicación puedes solicitar que un coche conducido por un particular te lleve a algún sitio, lo mismito que Uber. Además de ser su competencia, que siempre es sana, tiene sus diferencias.

 

 

Parece que han entrado en una guerra de precios, lo que siempre es bueno para todos (bueno para los conductores y los viajeros, para los dueños no). El servicio de las dos compañías es básicamente el mismo, el de los taxis, pero la diferencia está en el trato. Uber se va más a la parte seria, al tipo chofer. Lyft es más desenfadado, se trata de que el conductor te salude chocando las palmas, que te de conversación, que te trate como un amigo. Todo es más desenfadado, hasta el punto que en Lyft se permite propinas al conductor, algo que Uber no. Lo de las propinas es algo muy serio en Estados Unidos, aquí es diferente... El problema de la guerra de precios no es con los pasajeros, sino sobre todo con los conductores, que al ser particulares pueden cambiar de compañía en un momento dado, ya que el contrato laboral tal como lo entendemos actualmente brilla por su ausencia.

 

 

Y llegamos al final a la polémica del asunto, el de la competencia con los taxistas. Prácticamente un gremio hiperregulado que cada vez tiene más normativa (aumenta a medida que ponen nuevo concejal, con poco más que hacer que regular negocios que no entiende). Está claro que unos no pueden soportar toda la normativa del mundo y otros nada en absoluto. Pero bueno, como para los colores cada uno tiene su opinión. El tiempo nos dirá si este sector también se ve modificado por la revolución tecnológica.

 

Antonio Ferreras - Telefónica I+D

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: