Juan carlos lopez original

Recetas para educar

Juan Carlos López
Entusiasmo por la educación y por la vida

Siempre pasa algo

Meregusta detail

Nos pasamos la vida buscado la felicidad en las condiciones ideales, la seguridad en lo que nos rodea. Pero la “gravedad cero” solo se da en los satélites espaciales. John Lennon nos decía, “la vida es lo que pasa mientras estamos ocupados haciendo otros planes”

Cuando todo parece tranquilo, nos tropezamos con una enfermedad que nos asusta, o la de un familiar, nos roza la muerte, o nos toca de pleno, un percance en la carretera, un problema en el trabajo, un compañero o un jefe energúmeno que nos amarga, un padre o una madre a la que cuidar, un hijo que nos regala un problema, un bebé que nos tortura cada noche con sus llantos, una madre pesada, una amiga envidiosa, una mala relación familiar, una multa de tráfico, un despido del trabajo, un hijo que se nos va lejos y nos deja un huequecito en el corazón y mucha preocupación, una emoción arcaica que parecía escondida, y sale en el momento más inoportuno a dar la lata, o simplemente unos medios de comunicación que se dedican a atemorizarnos, ¡siempre pasa algo!.

 

A veces los algos, son algos “Gordos” algos de los que asustan a la mayoría, y otras ocasiones son “alguitos”, que, como les alimentamos mucho con nuestra mente, los vamos haciendo grandes, hasta que nos dan miedo y no podemos con ellos.

 

Algo, que parece ser el culpable de que no seamos felices; algo, que en muchas ocasiones nos taladra la mente y no la podemos sacar. ¿Cuántas ocasiones esos sucesos son importantes después de un año?

 

Los hinduistas hablan de la visión del ratón y la visión del águila, la visión del ratón es la que tenemos cuando estamos Delante de un problema y nos asusta, todo parecen ser gatos, y la visión del águila es la que se eleva por encima del problema y ve que “todo pasa”.

 

En cierta ocasión un cura que siempre llegaba a una pensión, cuando el dependiente le contaba sus problemas, le respondía “recuerda el capítulo 11 de San Pablo”, después de muchos años, un día el dependiente le preguntó, ¿me podría decir que dice el Capitulo 11 de San Pablo, a lo que el cura le respondió, no lo sé. Solo sé que después del 11 vendrá el 12.

 

Sí, es cierto, siempre pasa algo, pero a algunos les pasa más que a otros, y a veces en unos periodos de tiempo muy cortos.

 

Tengo un amigo, que cuando le trasmito el cuento del águila, me responde, “Sí, Juan car, pero a mi tu águila me caga, según pasa por encima de mi cabeza”. Es cierto hay personas a las que les pasa más “algos” que a otros.

 

Como decía Franco Battiato: “Busco un centro de gravedad permanente que no varíe lo que ahora pienso de las cosas de la gente, over and over again”. Ese es el truco el encontrar un centro dentro de nosotros, que no dependa de las condiciones externas.

 

Para ello, como siempre pasa algo, entre otras cosas los más de cincuenta mil pensamientos diarios que nos acompañan cada día. Debemos crear hábitos y hacernos con recursos que nos aproximen a ese centro de gravedad que nos proporcione equilibrio y paz. Como decía Kipling, “fortalece tu espíritu , para cuando te sorprendan inesperadas desgracias”. No será gratis, nos lo tendremos que currar: aprender técnicas de meditación, elegir bien las lecturas positivas, realizar ejercicio físico en la naturaleza, elegir bien las compañías, cuidarnos con una alimentación sana, alejarnos de los que quieran volcar su basura en nuestra mente, eso ya lo sabemos hacer muy bien nosotros solitos. Hacer psicoterapia; Buscar alguien fiel con quien hablar, alguien que nos escuche, y no nos juzgue. Buscar maneras de vaciar nuestra basura mental, de vaciar la rabia acumulada.

 

Jorge Bucay, nos decía, “todo lo bueno que te pasa en la vida te lo mereces, pero se paga por adelantado”, paguemos pues.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: