Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

TODO ES ENTRENABLE

Todo es entrenable detail

En ocasiones me preguntan si la competencia sobre la que estoy impartiendo una formación es mejorable mediante el entrenamiento.

Mi respuesta es siempre la misma: “sí, por supuesto”. Y no lo digo porque si fuera de otra manera me quedaría sin trabajo, sino porque realmente es así. Uno de los ejemplos más curiosos lo he conocido gracias al mundial de fútbol de este año y su protagonista se llama Gareth Southgate.

 

En 1996 Gareth jugó con la selección de Inglaterra la Eurocopa de ese año. En la semifinal contra Alemania, después de empatar a cero en los 90 minutos reglamentarios, Gareth falló la pena máxima que permitió la victoria de Alemania en la tanda de penaltis. Veinte años después, en 2016 fue nombrado seleccionador de Inglaterra y con él como entrenador Inglaterra logró la clasificación de su equipo para el Mundial 2018. Gareth además de tener el objetivo de ganar el mundial tenía otra cosa muy clara: no estaba dispuesto a que la selección que él entrenaba se quedara fuera del Mundial en la tanda de penaltis.

 

La estadística no es una ciencia a la que se le dé bien predecir hechos, pero siempre se la nombra en temas futbolísticos y como era de suponer, los números no estaban con Inglaterra. Antes del Mundial Inglaterra sólo había ganado una de las siete tandas de penaltis que había tenido que afrontar en los grandes torneos. Pero la verdad es que Gareth no iba a permitir que mientras él fuera entrenador de la selección de su país, se la eliminara de una gran competición en los penaltis. Así que en los entrenamientos próximos al mundial incluyó el entrenamiento de los penaltis.

 

Pero no se limitó a entrenar el lanzamiento. Él recordaba que en 1996, cuando falló el penalti en la semifinal contra Alemania, los pocos más de 41,5 metros que tuvo que andar desde el centro del campo al punto de penalti fueron calvario para él. Los nervios, la ansiedad, la angustia… crecían a cada paso que daba. Cuando llegó a posar el balón para chutar a portería había perdido totalmente la concentración. Por lo tanto, en el entrenamiento de penaltis incluyó andar los 41,5 metros con el fin de gestionar adecuadamente la ansiedad que produce ese recorrido y poder afrontar con garantías el disparo final.

 

Muchas de las situaciones que vivimos como profesionales las preparamos concienzudamente y meticulosamente, pero tendemos a preparar solo la parte técnica. Un ejemplo típico es cuando tenemos que hablar en público. Entonces nos preparamos los contenidos, las diapositivas, las anécdotas e incluso algún chiste, pero pasamos muy por encima de los nervios y la ansiedad que provocan esas situaciones a todos los que nos enfrentamos a ellas. A menudo no nos preparamos mentalmente lo suficiente para desempeñarnos en esas situaciones. Pero hay muchos más ejemplos: cuando tenemos que hablar con nuestro jefe, tratar con un cliente molesto, debatir con un colega que tiene una opinión contraria a la nuestra… todas esas situaciones requieren una preparación mental adecuada para que nuestras emociones no se disparen y nos traicionen. Y por eso esas situaciones las tenemos que preparar adecuadamente, es decir, practicarlas y entrenarlas.

 

Y entrenar un comportamiento significa realizarlo en una situación lo más parecida a la situación real y obtener información del desempeño realizado. Por este motivo siempre grabo en video a los participantes de mis formaciones cuando entrenan los comportamientos que quieren mejorar. No solo grabo en video cuando la formación trata de mejorar las habilidades para hablar en público, sino que grabo siempre. Cuando quieren desarrollar su comunicación interpersonal, la forma de dirigir reuniones, las entrevistas de evaluación del desempeño que hacen a sus colaboradores, la gestión de conflictos… porque al verse ellos mismos en la grabación se dan cuenta qué tiene que mejorar y porqué. Obtienen una información realmente valiosa.

 

Si quieres mejorar alguna habilidad o competencia, primero aprende los conocimientos necesarios y después practica la habilidad en una situación lo más parecida a la situación real. Y por supuesto, ¡anímate a grabarte en video! Verte te dará una información muy valiosa para tu desarrollo profesional.

 

Nota: en cuartos de final del Mundial de este año, Inglaterra derrotó a Colombia en la tanda de penaltis.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Raúl García 24/08/2018 09:41 #2
¡Muchas gracias Marisa por tu comentario! Es cierto que con esfuerzo bien dirigido las personas podemos lograr grandes cosas. Saludos, Raúl.
Marisa Hunada 21/08/2018 08:49 #1
Gracias Raül por esta positiva reflexión. Me gustaría añadir que el potencial humano es increíble, se pueden conseguir más cosas de las que uno piensa, solo hay que creer en ello !! Que tengas un excelente día

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: