Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

Confucio no tenía razón

Confucio detail

El post de Raúl García en Tribuna de Valladolid.

Parece ser que Confucio dijo: «Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida». La verdad es que yo no estaba allí cuando lo dijo, ni tampoco he encontrado una fuente fiable que confirme que realmente él fuera quien lo afirmara, por lo tanto no puedo asegurar que Confucio fuera el autor de esa frase. De todas maneras lo dijera él o no, me parece una solemne bobada porque demuestra muy poco conocimiento del ser humano y del trabajo. Sobre todo con respecto a dos cuestiones.

 

La primera es que los gustos de las personas cambian. Esto una ley universal. Cuando yo era pequeño no me gustaban en absoluto las coles de Bruselas, en cambio ahora me encantan. (Sí, sé que soy un poco raro). Lo que te puede entusiasmar en un momento de tu vida, más tarde puede convertirse en algo que detestes. Imagínate treinta años haciendo exactamente el mismo trabajo. Aunque te entusiasmara al principio, si no lo acabas odiando al menos acabarás agonizando de puro aburrimiento.

 

La segunda cuestión es que todos los trabajos tienen tareas que gustan más y otras que gustan menos. Esto es otra ley universal. Normalmente las tareas más tediosas, repetitivas y aburridas son las que menos gustan. Por lo tanto, es imposible escoger un trabajo en el que te gusten todas y cada una de las tareas que debas realizar. Unas te gustarán más y otras te gustarán menos. A ver… si no te gusta ninguna, tienes un problema con ese trabajo. Pero si tu objetivo es conseguir un trabajo en el que te gusten todas y cada una de las cosas que hagas, acabarás frustrado.

 

Y es que para conseguir que tu trabajo suponga un reto permanente no hay que cambiar cada cierto tiempo de trabajo. La manera de conseguirlo es bien simple: tienes que potenciar tu creatividad. Los estudios realizados sobre la automotivación, ya desde los primeros estudios de Mihály Csíkszentmihályi, relacionan de manera clara la capacidad para motivarse en el trabajo con la capacidad creativa de la persona. Y la verdad es que es bastante lógico.

 

Si quieres tener desafíos constantes en tu trabajo, debes tener la capacidad para encontrarlos incluso cuando no sean evidentes. Descubrirlos, o crearlos, incluso inventarlos de la nada. Si potencias tu capacidad creativa podrás conseguir que hasta una tarea rutinaria y aburrida se convierta en un reto ya que encontrarás pequeños objetivos que te lleven a percibir y enfrentarte a esa tarea con un nuevo sentido. ¿Que tienes que escribir un montón de emails? Antes de escribir cada email escoge aleatoriamente una palabra del diccionario y úsala en ese email.

 

Piensa en esa tarea de tu trabajo que te resulta cansina (sí todos los trabajos tienen alguna, algunos incluso más) y utiliza tu creatividad para marcarte un objetivo, un reto, un desafío. De esta manera no tendrás que pasar toda tu vida tratando de encontrar un trabajo en el que todo lo que tengas que hacer te guste y te guste para toda tu vida

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: