Raquel original

OCIOZINE

Raquel W. Polo
El blog sobre novedades, música, cine y series, de Raquel W.Polo

Nostalgia y buen humor

Blog detail

¿Cuántas veces le has hablado a tus hijos de aquellas series que veíamos cuando teníamos su edad? ¿Cuántas veces te han hablado tus padres de esas series que te suenan tan raras? Estos días que estamos en casa encerrados (y lo que te rondaré, morena) y empiezan a escasear los planes, os propongo un repaso nostálgico por aquellas series antiguas que aún pueden ponernos una sonrisa, que buena falta nos hace, y que están disponibles en las diferentes plataformas. 

 

El príncipe de Bel Air. (1990-96)

La serie con la que conocimos a Will Smith, cuando era jovencito. Ahora ya se parece al tío Phil, pero en delgado. Un adolescente de clase baja, negro, larguirucho y con unas grandes orejas que vive en Philadelphia, se me te en líos, por lo que su madre, que lo está criando sola, decide enviarlo a vivir a casa de sus tíos, a su mansión con mayordomo de Beverly Hills. Tenéis las seis temporadas en Netflix.

 

The Nanny (1993-1999)

Seguimos con las familias ricas americanas. En este caso, un padre viudo que tiene que críar solo, con la ayuda del mayordomo, claro, a sus tres hijos. Por lo que, el pobre, va a tener que contratar a una niñera. Y lo que encuentra es el extremo opuesto a la Fräulein Rottenmeier. Una antigua peluquera, algo vulgar, pero muy mona y con un gran corazón se hará cargo del pequeño rebaño. El otro día se reunió todo el cast en una videollamada, para leer juntos uno de los guiones, y acompañar a los fans en esta cuarentena. Tenéis las seis temporadas en Amazon Prime Video.

 

Matrimonio con hijos. (1987-2002)

Antes de que Ed O’Neill se casara con Sofía Vergara, estuvo casado con Katey Sagal (Gemma Teller Morrow de hijos de la Anarquía), y fue Al Bundy. Un vendedor de zapatos infeliz, con un trabajo infeliz, que vive con una mujer y dos hijos que le hacen más infeliz aún. Pero él no pierde la esperanza de ser feliz. Aunque nunca lo consigue. Tiene once temporadas, todas ellas disponibles en Amazon Prime Video.

 

Se ha escrito un crimen. (1984-1996)

Nunca, nunca invites a la escritora de novelas de misterio Jessica Fletcher a una fiesta en tu casa. Seguro que alguien acabará muerto. Y aunque ella luego descubra, sin lugar a dudas, quién es el asesino, la verdad es que no deja de ser una aguafiestas. Atentos a los peinados y la ropa. La serie, protagonizada por Angela Lansbury no puede ser más ochentera. Aunque tiene más temporadas, solo podréis encontrar las primeras ocho en Amazon Prime Video.

 

Colombo. (1971-1978) (1989-2003)

Un investigador que no tiene un pelo de tonto, pero le encanta aparentarlo. Y los criminales, que se creen mucho más listo que él, siempre caen en la trampa. Vistió la gabardina arrugada mucho antes que John Constantine y que Castiel, y fumaba un cigarrillo tras otro, cuando aún estaba bien visto. Podéis ver algún episodio suelto en Paramount (TDT), pero tenéis las siete temporadas completas en Amazon Prime Video.

 

Padres Forzosos. (1987-1995)

Un joven viudo con tres niñas pequeñas, vive con su cuñado y su mejor amigo, intentando criar a las tres pequeñas, y a la vecina que siempre está en casa. A lo mejor deberían de cerrar la puerta. Y todos consiguen acomodarse en un pequeño sofá de dos plazas. Veinte años más tarde, la hija mayor se va a vivir con su hermana (las gemelas Olsen no quisieron saber nada) y la vecina, para cuidar de sus tres hijos, cuando, también se queda viuda, en Madres Forzosas. Tenéis las dos series en Netflix.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: