Por un turismo diferente, más sostenible
Cyl dots mini
Bloguera original

Misión sostenible

María Teresa Pérez Martín

Por un turismo diferente, más sostenible

Qwsad detail

A excepción del 2020, en los últimos años la industria del turismo ha sido uno de los negocios de mayor crecimiento en todo el mundo. Según los datos de la Organización Mundial del Turismo, las cifras relacionadas con el turismo a nivel mundial en 2018 se duplicaron con respecto al año 2000. Este desarrollo del sector turístico ha sido una oportunidad importante para el crecimiento económico y bienestar social en todas partes del mundo y en particular para los países menos desarrollados.

 

Si bien la industria del turismo demuestra ser un motor económico importante, el impacto del sector es muy alto en términos sociales y medioambientales, por el uso excesivo de recursos naturales, por ser fuente de contaminación y de daños ambientales, y por los cambios sociales no deseados, por ejemplo, los efectos derivados de la turistificación en algunas ciudades. Por estas razones, y coincidiendo con el Día Mundial del Turismo 2021, se necesita repensar la industria del turismo para mejorar su desarrollo, adoptándolo a los principios de la sostenibilidad y teniendo en cuenta sus impactos económicos, sociales y ambientales actuales y futuros.

 

La transición hacia modelos de turismo más sostenibles se está convirtiendo en una necesidad urgente ya que la crisis climática se considera la amenaza más importante para la humanidad. En particular, el sector hotelero ha recibido un mandato claro para reducir las emisiones de carbono. Según la Asociación Internacional de Turismo, los hoteles deben reducir sus emisiones de carbono en un 90% para 2050, con el fin de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados y evitar un cambio climático catastrófico.

 

La industria hotelera representa uno de los mejores ejemplos que demuestra por qué la gestión de una empresa de manera sostenible es crucial para garantizar su éxito a largo plazo. Un hotel ofrece alojamiento, a cambio de un alto gasto de recursos para su funcionamiento (energía, agua, consumibles). La huella ambiental de los hoteles suele ser mayor que la de otros tipos de edificios del mismo tamaño. En consecuencia, existe una necesidad urgente de incorporar prácticas y productos más ecológicos en este sector y hacer uso de herramientas legales y de certificaciones o etiquetado ecológicos. Pero, sobre todo, se necesita incorporar prácticas voluntarias por parte de los directores y gerentes de los hoteles. Se trata de adaptar gradualmente la gestión hotelera a los criterios de sostenibilidad, de manera veraz y efectiva, evitando el uso de la Responsabilidad Social Corporativa como un mero procedimiento de lavado de imagen.

 

Gestionar un hotel sosteniblemente consiste en hacer las cosas correctas de la mejor manera posible, es decir, examinar las oportunidades que la gestión sostenible aporta con respecto al ahorro de costes, sin afectar a la percepción de valor por parte del cliente. Los beneficios mejorar la gestión ambiental se traducen además en el ahorro considerable de costes, en la diferenciación con respecto a la competencia y en una mayor demanda de los consumidores sensibles a los problemas ambientales. En resumen, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid, la gestión ambiental hace que las empresas ganen tanto como el medio ambiente.

 

Para conseguir que el plan sostenible en un hotel sea eficaz, se necesita que esté bien elaborado y formalizado, a través de la certificación del sistema de gestión ambiental, parte importante en los informes de sostenibilidad. El coste elevado del proceso de certificación y verificación constituye sin duda un factor de disuasión para hoteles mediados y pequeños. Sin embargo, aquellos que tienen certificado su sistema de gestión ambiental obtienen un mayor rendimiento económico y los recursos financieros consecuentes.

 

Hay un número considerable de certificaciones ambientales según la ubicación y actividad del hotel. El proceso de certificación es más sencillo cuando las prácticas ambientales se han ido haciendo paulatinamente, integrándolas en el trabajo cotidiano de la plantilla, en las obras de reformas, etc.

 

Como conclusión, la dirección del hotel que quiera gestionar su negocio de manera sostenible tiene que empezar por realizar un autodiagnóstico de la actividad para decidir por dónde comenzar, qué es capaz de hacer el personal, dónde obtendría el mayor rendimiento en el impacto ambiental y en el ahorro de costes (conservación de energía, agua, residuos, etc) y, sobre todo, cómo comunicar sus esfuerzos y logros. Para dar este primer paso, puede contar con la asesoría especializada y formación/capacitación escribiendo a mision.sostenib[email protected]

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: