Pedro original

Menudo Panorama

Pedro Santa Brígida
Periodista

La televisión del confinamiento por el Covid-19

Televisi%c3%b3n%20espectadores detail

Resulta prácticamente imposible hablar de otra cosa que no sea el maldito coronavirus. Y, por desgracia, así vamos a estar todavía demasiado tiempo. El Covid-19 ha roto la presunta armonía en la que vivíamos y nos está obligado al replanteamiento vital de una sociedad muy desarrollada en determinados aspectos y tremendamente estúpida en tantos otros.

 

Días atrás, haciendo la oportuna cola para acceder al supermercado, escuché sin proponérmelo una conversación entre dos señoras de mediana edad que me dejó confuso. Ambas, protegidas con mascarillas y guantes, con sus carritos de compra y a la reglamentaria distancia, hablaban de la desgracia que suponía la supresión de algunos programas de televisión “por culpa del puñetero bicho”. Intuyo que se conocen de vista, pero que no son muy amigas.

 

Por aquello de hacer tiempo y empatía en esas filas que formamos ahora con tanta naturalidad en la calle, una comentaba que lo peor del confinamiento es que habían suspendido el programa Supervivientes de Telecinco. La otra replicaba que a ella le gustaba más Mujeres, hombres y viceversa, que según me enteré también ha desaparecido de la parrilla de programación. Reconozco que no veo ninguno de los referidos espacios, aunque sé de qué van… Ninguno de los dos figuran entre mis cien programas favoritos.

 

La señora más alta se quejaba con amargura de que para ella ver en la tele a Jorge Javier Vázquez suponía uno de los ratos más placenteros de la semana… La más bajita dijo que era un “maricón muy listo que lo hace muy bien”. Mi perplejidad se disparó cuando entre ellas comenzó una breve discusión porque la primera se ofendió y recriminó a la segunda haber “insultado” al conocido presentador. Muy dignas las dos se regalaron una fría despedida -que no viene al caso- y dejaron de hablarse y hasta de mirarse. La tensión finalizó enseguida porque una de ellas accedió al súper, mientras la otra esperaba su turno.

 

El rifirrafe me hizo reflexionar una vez más sobre el poder que ejerce la televisión, algunos programas y determinados famosos o famosillos en concreto. No puedo con la telebasura, me supera. Entiendo un poco de producción audiovisual y me consta que resulta mucho más efectivo económicamente, y según parece a nivel de audiencias, producir programas de este tipo, que después ocupan horas y horas de programación en la cadena, que construir espacios de calidad que ayuden a “informar, formar y entretener”. También tiene que ver con el libro de estilo de la empresa de turno.

 

La televisión es una herramienta de comunicación muy poderosa, con la que se puede prestar un servicio esencial a una sociedad moderna, como la que se supone que es la del siglo XXI. Sólo por citar un par de ejemplos, me pregunto por qué han desaparecido los programas musicales -en directo- o los espacios que ayudan a conocer a la ingente cantidad de héroes anónimos que nos rodean. Me consta que la respuesta está en la denominada rentabilidad económica, necesaria para que las empresas subsistan.

 

Ahora que el Covid-19 nos ha confinado, seguramente vemos más la televisión. Desaparecido el deporte en directo, reducidos algunos de los prime time a puestas en escena caseras, aplazados los estrenos de los canales de pago y con las programaciones repletas de redifusión, las opciones se constriñen. Cada cual que elija lo que más le interese, pero no estaría de más que las grandes cadenas también aportaran su granito de arena a esta compleja situación de alarma social, ofertando entretenimiento de calidad y reportajes en positivo que animen un poco al personal, cargado ya de malas noticias. Los altos ejecutivos de las teles y productoras podrían estirarse un poco.

 

Nota: Enhorabuena a los compañeros periodistas por el torrente de imaginación, esfuerzo y buen trabajo que están realizando en estas extrañas semanas de cuarentena.

Comentarios

P. Pinto 26/03/2020 11:52 #1
Las teles se están cebando con las desgracias del Corona virus, demasiado morbo en casi toda la prensa

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: