Ética de un líder

Post%20roberto%20serna detail

FOTO: Anne M. Mulcahy (CEO de Xerox hasta Mayo de 2009), en una imagen publicada por la revista Forbes, quien comenzó como representante de ventas hasta llevar a la compañía a ser líder mundial en su sector, es todo un ejemplo de liderazgo.

Leyendo un periódico en un café, me llamó la atención un artículo que hablaba sobre el peligro que corre la sociedad moderna al no saber dirigir sus asuntos personales y profesionales en un mundo en constante cambio y sin tiempo de adaptación.

 

Me he propuesto escribir este artículo para hablar de forma breve qué es lo que hay detrás de la gente que sale adelante en estas situaciones y dar a conocer algunas pautas de comportamiento ignoradas que podemos poner en práctica de forma inmediata.



Liderar y Mandar

Liderar y mandar son dos cosas diametralmente opuestas aunque ambas tengan una carcterística en común: el poder.

 

Una persona puede tener el poder y aún así nunca liderar. Esto se explica en esas personas que aún teniendo una posición de dominio en una organización por ejemplo, quien realmente dicta lo que hay que hacer es otra persona que sabe qué decisiones tomar en cada momento para conseguir un logro y cuenta con el apoyo de toda la plantilla para llevarlas a cabo. Ésta última persona es el líder. Podríamos hablar del uso coercitivo del poder para manipular las actividades del líder, pero ese es un tema que trataremos en otra ocasión.


Liderar es dirigir

Podemos liderar nuestra vida, nuestro negocio o ser líderes de equipo dentro de una empresa. Como ya hemos dicho antes, se puede dirigir sin necesidad de ser el jefe.

¿Por qué liderar significa poder? El liderazgo es poder porque significa influencia. Esto es fácil de ver en cualquier grupo donde la ética del líder ejerce un impacto importante en la ética del grupo. Por eso es por lo que hablamos de poder. Porque el ejemplo de esta persona afecta a todas las personas que le rodean e insta a seguir es mismo comportamiento. Así es como se dirige a un grupo hacia la consecución de un objetivo.Ni cabe decir que la mayor parte de las traiciones a la confianza de las personas hacia su líder vienen marcadas por las traiciones del líder hacia los demás.

 

La responsabilidad que conlleva por lo tanto este poder es sumamente importante.

¿Qué pasa entonces cuando hacemos un uso irresponsable de este poder? Pensemos en este ejemplo: ¿qué suele ocurrir cuando una persona corriente que ha vivido de forma humilde se hace millonario de la noche a la mañana gracias a la lotería? Que cambia. Se transforma. Algunos incluso pierden la cabeza, los papeles y el dinero. Pues lo mismo sucede con el poder. Algunos lo utilizan para su propio aprovechamiento incluso a costa de los demás. Básicamente los demás es en lo último en lo que piensan.

 

Si nos fijamos bien, podemos ver dos comportamientos y resultados completamente distintos. Por un lado está el que dirige a su grupo hacia el trabajo en equipo y el aprovechamiento de oportunidades que beneficien a todos. Y por otro el que se aprovecha de la voluntad o necesidad de otros para su propio beneficio. El primero da ejemplo de integridad, honestidad y liderato. El segundo de corrupción y engaño.

 

Si no me crees echa un vistazo a los políticos de hoy en día. ¿Qué opinión tienes de ellos?.


Si quieres liderar a otros, primero aprende a liderarte a ti mismo.

"El desarrollo del liderazgo conlleva tal nivel  de responsabilidad y de presión, requiere tanta ilusión y optimismo, demanda tanta persistencia y dedicación, exige tanta capacidad para convencer, animar y motivar, que tan solo una persona con una vida equilibrada será capaz de dar lo mejor de si misma en cualquier circunstancia".

 

Los grandes líderes, están impulsados por los grandes desafíos personales a los que se enfrentan. A veces las consecuencias de nuestras decisiones son difíciles de digerir. Es entonces donde se distinguen dos clases de personas:



1- Las que culpan a lo que está a su alrededor y evitan responsabilizarse de las consecuencias de sus acciones. Los del "a mí no me mires que habrá sido otro...". Personas que pagan un alto precio al abandonar las posibilidades de mejora que se les presentan al abrazar la satisfacción momentánea de haberse "librado".



2- Y luego están esas otras pocas que asumen el riesgo de equivocarse igual que la culpa cuando se pierde. Las que otorgan el mérito a los demás cuando se gana. Aquellos que perseveran y no buscan excusas. La gente se identifica con este tipo de personas. 
El autor Richard L. Evans señaló: "Encontrar una persona que se responsabilice no tiene precio, una persona que termine y siga los detalles hasta el final; saber que cuando alguien ha aceptado una asignación, va a ser completada efectiva y conscientemente".


¿El líder nace o se hace?

Las dos. Se nace y se hace. Hay personas que nacen con capacidades innatas y otras que las adquieren por el camino. La ventaja de nacer teniendo "algo" puede acabar en nada y el que nace sin nada puede acabar teniéndolo todo. La diferencia se marca en la forma en la que se desarrollan ambas personas. Como bien se suele decir "el camino se hace al andar".

 

Hace poco, en una de mis publicaciones, hablaba de cómo en el deporte cada vez encontramos menos personas que saben de lo que hablan y más de las que hacen algo porque han oído hablar. Me parece un craso error porque estás jugando entonces al juego de la suerte. Si lo que te dicen es cierto ganas. Si no lo es, te culpas por haber hecho caso a los consejos de otra persona.



La preparación y la experiencia son aspectos que hay que cuidar en la formación de toda persona y es conveniente no desatenderlos al tomarlos como absurdos. De lo contrario nos saboteamos a nosotros mismos. Ten en cuenta que una persona que lleva cinco años en una empresa sin aprender nada nuevo, no tiene cinco años de experiencia, si no un año repetido cinco veces.


Tu oportunidad

¿En qué áreas de tu vida crees que puedes liderar? ¿En cuáles tienes personas a tu cargo y hace falta una figura que las dirija? ¿Cuánto tiempo pasas asumiendo "las riendas" de tu vida?.



Hallar el momento adecuado para liderar es esperar a que te salga una larga barba blanca esperando el momento oportuno. Muchas personas toman con poca o nada seriedad muchos de sus asuntos y, como consecuencia de ello, trasladan esa actitud a prácticamente todas las áreas de su vida. Al final, terminan por ceder el control de sus vidas a otras personas. Se vuelven cómodos en su situación. Decidir que vas a hacerte cargo del control de todos tus asuntos ya sean estos pequeños o grandes, fáciles o complicados, divertidos o aburridos, te convertirá en la clase de persona que sabe qué es lo importante, cuánto tiempo le va a dedicar a cada cosa y tiene el control sobre si misma.

 

Por el contrario, pensar que tan solo algunos momentos son los que realmente requerirán de nuestra atención es descuidar una gran parte de todo lo que nos pasa cada día. No dar importancia a los asuntos menores no significa que no haya que responsabilizarse de ellos. Si realmente quieres liderar ya sea en tu trabajo o en tu vida personal debes ser fiel al compromiso de hacerlo en lo pequeño y en lo grande, en lo fácil y en lo complicado, en lo divertido y en lo aburrido. Entiende esto desde los ojos de los demás. Cuando vean como tratas los asuntos pequeños, ¿qué creerán que serás capaz de hacer con los grandes? Esto desprende una confianza aplastante a cualquier nivel.

 

Al final de todo, un líder es un líder cuando lo es a tiempo completo. 

Comentarios

Roberto Serna 23/11/2017 15:45 #2
Gracias por tu comentario Gonzalo. A menudo el ejercicio del liderazgo está mal entendido. La idea principal como ves es crear conciencia y entender que una vez aplicado a cualquier área de nuestra vida, todas estas empiezan a crecer. Sin excepción. Un saludo.
Gonzalo José 22/11/2017 20:25 #1
Destaco tres ideas claves de este artículo interesante y positivo. - Si los lectores lo encontramos interesante, lo leemos hasta el final, y que sea positivo, con los tiempos que corren, mejor que mejor: 1- No existe el momento oportuno para ser un líder. Son todos ,grandes y pequeños momentos. 2- El líder a veces nace y a veces se hace.Pero siempre hay que luchar. 3- Una persona responsable en sus asuntos, ya es un Lider.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: