Silueta felix fuente original

Ilusionados por la política

Félix de la Fuente

Vejez, divino tesoro

Vejez divino tesoro detail

“Pero ¿qué quieren estos viejos?” Lo dicen algunos y lo piensan muchos. Incluso en algunos partidos que pretenden cambiar todo sin cambiar nada se oyen estas voces (Me consta).

Claro, los abuelos solamente sirven para cuidar de los nietos, cuando éstos salen del colegio, para mantener a los hijos cuando estos se encuentran en paro, y para poco más ¿Cuántas familias no han superado la crisis de estos últimos años, o incluso la están superando ahora, gracias a la pensión del abuelo? Los jubilados cuestan mucho a la seguridad social y llenan los bancos de los parques.

 

Además, no les valen a los partidos políticos para poder mostrarlos en la tele, porque en nuestro país en política lo que pasa de 40 años ya va directamente a las rebajas. Además, en España la política no se hace en el Parlamento, se hace en la tele, y en la tele lo que vale son los cotilleos de los llamados famosos, las medias verdades, los insultos, las falsas promesas, y eso no va con las personas serias. Además, los/las jubilados/as no tienen nada que lucir o que enseñar.

 

“Jubilados de España, uníos”, diría un señor de hace dos siglos que yo me sé, quien, por cierto, no dijo “trabajadoras del mundo uníos” y, sin embargo, no tenía nada de machista. No tenéis que dejar vuestros derechos en manos de los partidos políticos, que hasta ahora no se han preocupado de vosotros. Podéis y debéis defenderlos personalmente. No necesitáis unos representantes que os han impuesto y que en la mayoría de los casos no habríais elegido. Mientras las listas electorales no sean listas abiertas, los diputados y concejales no son representantes nuestros, son representantes de los partidos políticos.

 

Es hora de que empecéis a organizaros primero a nivel municipal en plataformas de jubilados sin la tutoría de ningún partido político, en defensa de vuestros intereses y a nivel municipal. El miedo los hará pensar a los partidos tradicionales. Si éstos no reaccionaran, podéis iros preparando para las elecciones municipales. Llegado el día, si no pudierais conseguir los avales suficientes, algún partido político no tradicional os puede ceder incondicionalmente el nombre.

 

El problema de las pensiones no es una cuestión aislada. Es la muestra de unos partidos que se pueden permitir el lujo de pasar de los problemas del ciudadano, porque están viviendo en una burbuja de privilegios.

 

No estoy hablando de un partido de jubilados, aunque sí de jubilados actuales y futuros, que se preocupan del problema de las pensiones y de otros muchos problemas que tenemos los españoles. La solución del problema de las pensiones no consiste tanto en aumentar los ingresos sino en reducir los gastos, y unos políticos que no cobren, porque ya tienen su pensión, le ahorraría muchos millones al Estado.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: