Silueta ruth pindado original

El Brindis

Ruth Pindado
El blog de Ruth Pindado en Tribuna de Ávila

Un brindis

JUAN EUGENIO MINGORANCE NAVAS (1906-1979)

                                "Still life".

 

        Naturaleza muerta. Óleo sobre lienzo. Escuela Malagueña.

 

 


NO HAY GÉNERO MENOR NI OBRA PEQUEÑA, SI EL ARTISTA ES GRANDE.

 

          Y la naturaleza ha muerto.

Sentada en el alfeizar que forma el tiempo con el recuerdo miro, desde el infinito del alma, al sueño que una vez tuvimos y que creí poseer.

Y vuelven los pensamientos a mezclarse con sueños y deseos, a unir razón y corazón y hacer del mundo un sitio mejor para los dos o, al menos para mí. Pero son eso, anhelos, retazos de momentos vividos, engrandecidos por el recuerdo y ahora dejados en el olvido. Y trato, como Morihei Ueshiba, de hacer con mi espíritu un escudo para la paz, para sosegar el ansia que me produce tu ausencia. Como la naturaleza muerta, paso, silenciosa, a dejar de ser. Donde un día la semilla creó vida con el agua, el amor y el sol, hoy, apagada a los ojos del pintor, se muestra vacía, inerte, desalentada.

Tomo de la bota aún sin desempolvar unas gotas de un vino dulce, malagueño como tú, y noto entrar en mi nariz los aromas afrutados de una moscatel curada al sol de tus campos de vides viejas, y se llena mi boca de un sabor largo, intenso y graso a vainilla, café y miel que vuelve una y otra vez a traerte a mi yo mas íntimo. Vida y muerte. Luz y sombra de Eugenio para dar a cada momento su sentido y su importancia. Claros y oscuros, días y noches que entusiasman y matan con igual fuerza y descaro. Vino dulce y naranja amarga que me recuerdan las horas de amor y los minutos de llanto al olvido de un sol que se ha tornado frío.

Suena el magistral violín de Charles de Beriot mientras sus pupilos, ávidos de saber, siguen el ritmo de la “Escena de Ballet” con sus manos, tratando de poder, sueños posibles, ser su número dos y que los guíe.

Quizás la compañía de un piano… quizás una nueva botella que me sujete… quizás una mano que sepa reparar mis miedos.

 

 

                               "Cantos de la vendimia"

 

 

Sin la glucosa que la caña cría,

   
 

yo de ti no me hubiese enamorado;

   
 

sin tanino en el zumo purpurado,

   
 

mi cabeza ante ti no inclinaría.

   

 

 

 

  Sin oler estas rosas, no podría

   
 

  ese cuerpo de diosa haber besado,

   
 

  y culpa tiene de que te haya amado

   
 

  la chirimoya plena de ambrosía.

   

 

 

   Fósforo de estas olas fue el quererte;

   
 

   su yodo pasional me hizo encenderte;

   
 

   me descubrió tu rostro esta luz clara.

   

 

 

                          Mis ojos son dos gotas de estos mares;

   
 

                          el sol me ha escrito el alma de lunares.

   
 

                          ¡Si fuera hijo del Norte, no te amara!».

   

 

                                                               Salvador Rueda.

 

Y siguen mezclándose las flores vívidas, sonrientes, enrosadas  con las aves abandonadas a su destino, saciedad de otros, y se conjuran los dioses para que en las sombras el vino dulce dé armonía a los miedos y acoja al frío. Porque yo no lo he dejado de sentir desde que te fuiste y sí, asida a mi moscatel, que ya de copas he pasado a litros de resaca y olvido, brindo contigo.

 

Comentarios

M.P. 11/12/2018 10:58 #15
Mi Pindi, qué bonita eres y qué bien escribes. Sigue así.
P.A. 27/11/2018 15:45 #14
Muy bonito, apetece probar un vino.
Merche 26/11/2018 20:23 #13
Fascinante, bonito, sugerente... brindo contigo.
Pitu 20/11/2018 20:31 #12
Nena, q rebonica eres.
... 19/11/2018 16:34 #11
De amor y desamor, de lo bueno y lo malo, de ti y de mi, ahora, en el efímero instante en que me crucé contigo y pude ver, en esos ojos verdes, el dolor, la alegría, la belleza. Pura pasión.
SANDRA 17/11/2018 18:47 #10
Ay, Ruti, qué bonito este. Cada vez me gustan más. un beso.
ali Mon 13/11/2018 11:37 #9
Jajajaj que bonito, que ganas de unos vinitos
cansado de tanto tonto 12/11/2018 13:29 #8
Emborrachémosnos para no soportar tanto tonto suelto por el mundo.
Sandra 11/11/2018 21:29 #7
Este también me encanta.
lobo feroz 11/11/2018 19:01 #6
en mi cesta a ver a la abuela recojo el vino de mi caperucita y nos vamos juntos a celebrarlo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: