Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

No avanzar es retroceder

Ni%c3%b1os detail

Con los últimos días de agosto y el término de las vacaciones, llega también para miles de personas el momento de tomar decisiones que van a marcar su futuro formativo y, por extensión, también profesional. En un escenario de cambio veloz e imparable, la elección de los estudios es vital. Y dado el contexto educativo, en demasiados aspectos alejado de las actuales reglas del mercado laboral, se hace imprescindible optar por una formación que responda a las necesidades de las profesiones más demandadas hoy en día, así como las que puedan intuirse que lo serán mañana.

 

Por este motivo, y a falta de una bola de cristal que permita definir esos famosos trabajos que aún no existen, el papel que juegan las carreras pertenecientes al ámbito de la educación es absolutamente protagonista. Cursar un Grado en Educación Infantil o un Grado en Educación Primaria, se ha convertido en una experiencia que deja muy atrás la concepción de la enseñanza que se ha mantenido vigente durante las últimas décadas. La irrupción de la tecnología en todos los niveles de la vida ha transformado el día a día, una circunstancia que no puede permitirse el lujo de no afectar al proceso de aprendizaje, revolucionando su planteamiento de principio a fin.

 

En el primer nivel de la etapa educativa ya deben introducirse las TIC, y la profundización en las competencias que no se centren únicamente en el aprendizaje memorístico es clave. La vocación sigue siendo protagonista principal, pero no se ciñe en exclusiva a la enseñanza en el colegio o la escuela, sino que contempla un abanico de salidas profesionales que va mucho más allá.

 

La Educación Primaria, por su parte, conserva ese imprescindible perfil vocacional, y debe contemplar la adquisición de las competencias digitales como una base sólida y robusta sobre la que asentarse, puesto que el uso de la tecnología se ha colado en cada actividad cotidiana y evoluciona a un ritmo sin freno, por lo que su importancia en la enseñanza es ya incontestable. Y su aplicación profesional, con la docencia como primera opción, también ha incorporado nuevos perfiles de trabajo que no se circunscriben solamente al aula.

 

Las características que rodean a cualquier interacción personal, social, formativa o profesional, han encaminado la educación hacia un crecimiento de los estudios online, por su capacidad de adaptación a las necesidades del alumno, la comodidad de poder estudiar cómo, dónde y cuándo los horarios de cada persona lo permitan; y la facilidad que supone poder conectarse desde cualquier dispositivo, llevando la universidad, prácticamente, en el bolsillo. La rapidez con la que todo se transforma no da tregua. No avanzar es retroceder.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: