Ni ciencia, ni tecnología, ni ingeniería ni matemáticas
Cyl dots mini
Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

Ni ciencia, ni tecnología, ni ingeniería ni matemáticas

Ciencia matem%c3%a1ticas detail

El post de Andrés Seoane en Tribuna de Valladolid

 

Seguro que has oído hablar de las llamadas disciplinas STEM: Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas por sus siglas en inglés (Science, Technology, Engineering and Mathematics). Y también todo lo que se dice alrededor de estas materias: son el futuro, el mayor porcentaje de empleos se crearán en estos campos, son necesarios profesionales bien formados en estas carreras para no perder el tren de la industria 4.0… Pues bien, en España no hacemos ni caso.

 

Lo ha dicho Crue Universidades Españolas, el organismo que agrupa a los rectores y hace las veces de voz del sistema universitario nacional, en su informe La Universidad Española en Cifras 2017/2018:

 

  • Estamos casi un 5% por debajo de la demanda media de carreras STEM que existe en la Unión Europea, con un 23,4% frente al 28,1%.
  • La distancia con Alemania (37,5%) o Reino Unido (30,5%) deja en evidencia las cifras de España.
  • No sólo nos matriculamos menos en estos campos, sino que los abandonamos mucho más que cualquier otra carrera: el abandono global va del 37,4% al 49,9%.

 

Las cifras no son nada alentadoras. Y en el caso de las alumnas, tal y como indica la UNESCO en su estudio Descifrar el código:La educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), mucho menos: ni siquiera el 30% de las estudiantes de educación superior a nivel mundial elige disciplinas STEM.

 

En este contexto y con otros trabajos de investigación de grandes consultoras, que estiman que un porcentaje muy importante de los trabajos que conocemos actualmente cambiará radicalmente en tan sólo unos años, es necesario promover iniciativas que motiven al estudio de estas ramas del conocimiento, como el Proyecto STEM Talent Girl en el que participa la Universidad Isabel I como partner educativo digital. Igualmente, es esencial mostrar, ya desde antes de la etapa universitaria, las ventajas que ofrece cursar, por ejemplo, un grado en ingeniería informática, tanto en el ámbito del desarrollo profesional como en el salarial. Porque, de lo contrario, el futuro pinta muy negro: ni ciencia, ni tecnología, ni ingeniería ni matemáticas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: