Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

La mujer, pilar fundamental de la Universidad

Mujeres universidad detail

El Día Internacional de la Mujer es una gran oportunidad para destacar el protagonismo de las mujeres en el mundo académico y, más concretamente, en la universidad. Sin ellas, el sistema universitario no sólo no podría sostenerse en pie, sino que quedaría totalmente mermado. Valgan como prueba los datos ministeriales en lo referente al porcentaje de alumnas de grado (54%), egresadas de grado (57%), alumnas de máster (54%), egresadas de máster (58%), doctorandas (50%), doctoradas (50%), profesoras ayudantes (51%) y ayudantes de doctor (51%). Es evidente que las mujeres son la parte más importante de las universidades españolas. No obstante, aún quedan cifras en las que la igualdad se aleja, como en el caso de las profesoras titulares o contratadas doctoras (42%) y, más aún, en lo relativo a las catedráticas (21%).

 

Pueden servir como ejemplo los números que presenta la Universidad Isabel I, donde el 50% de sus vicerrectoradoslo lideran mujeres, y el 55% de los grados oficiales que componen su oferta académica están dirigidos por ellas. De nuevo con los datos en la mano, según el Ministerio de Educación la Plantilla Docente e Investigadora (PDI) de la institución académica estaba formada en el curso 2016/2017 por 84 mujeres y 90 hombres, prácticamente al 50%, y en cuanto al Personal de Administración y Servicios (PAS) esta diferencia era de 50 frente a 11, es decir, el 82%.

 

Por si no fuera suficiente, otro de los temas que más preocupa al sistema universitario nacional, el envejecimiento del profesorado, queda fuera de toda discusión en la Isabel I. Las mujeres que componen tanto el PDI como el PAS son más jóvenes que sus homólogos varones (37 años frente a 39 y 31 frente a 37, respectivamente), y la inmensa mayoría de ellas aún no superan la barrera de los 40 años (el 76,2% de las profesoras y el 88% de las trabajadoras de administración se encuentran por debajo de esta edad).

 

En el escenario actual, en el que se han conseguido una inmensa cantidad de avances, pero aún quedan muchos esfuerzos por realizar para alcanzar la deseada igualdad, la apuesta por la mujer y la juventud de una institución académica evidencia, por un lado, la confianza en que el proyecto se desarrolle de modo óptimo gracias a su trabajo y, por otro, la seguridad de que los comportamientos y actitudes que establecen cualquier diferencia de género, no sólo han quedado caducos sino que no tienen sentido ni razón de ser. Por méritos propios, la mujer es un pilar fundamental de la universidad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: