Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

La hora (y la forma) de aprender

Aprender detail

El momento de pensar en el futuro, en lo relativo a formarse, ya está aquí. Consulta y comparativa de precios y metodologías, periodos de matrícula, convalidaciones de créditos, si esta o aquella universidad tienen un horario que me cuadre… Las decisiones que, en esta esfera, se van a tomar en los próximos días o semanas, van a marcar el futuro profesional y personal de los estudiantes. Vamos con ello.

 

Junto a las carreras –ahora grados- más tradicionales y con mayor tirón, como Derecho, Administración y Dirección de Empresas (ADE) o Psicología, la oferta académica universitaria se ha diversificado, ofreciendo alternativas tan atractivas como Criminología, Ciencias de la Seguridad y Nutrición Humana y Dietética (NHyD). Por supuesto, no podemos olvidarnos de los clásicos: Educación Infantil, Educación Primaria e Historia y Geografía. Y un par de ellas más que, en vista a los gustos de la sociedad y a la evolución vertiginosa de la tecnología, respectivamente, tienen importantes nichos para encontrar un puesto de trabajo: Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CAFD) e Ingeniería Informática. Y tampoco hay que olvidar la posibilidad de cursar un doble grado.

 

Uno de los términos más repetidos al hablar de formación es el de “especialización”. Y, como tal, los másteres -sobre todo si tienen carácter oficial y por ello validez en todo el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)- son una herramienta que ayuda a diferenciarse de otros candidatos en el mercado laboral e inclina la balanza a la hora de tomar la decisión de escoger a uno u otro en los departamentos de recursos humanos. Esta es la razón que puede hacer que los alumnos opten por un máster en Prevención de Riesgos Laborales (PRL), transversal y útil para cualquier actividad; en Marketing Digital, ya que hoy en día la estrategia comercial digital es indispensable; en Ejercicio de la Abogacía, indispensable para trabajar como letrado; o en E-Learning, porque si el comercio ya es digital, la educación no se queda atrás. Pero hay otras titulaciones, como los másteres en Big Data, Ciberseguridad y Dirección y Gestión de Proyectos, que se aplican a todos los sectores y en los que ya empiezan a escasear los profesionales bien formados.

 

Por otra parte, también queda elegir la modalidad de estudio. Actualmente, el miedo, la resistencia al cambio que existía respecto de la formación online, prácticamente ha desaparecido. El alumno elige cuándo estudia, qué dispositivo utiliza para ello y desde dónde quiere acceder a los recursos de aprendizaje. La universidad adaptada al alumno, a sus necesidades y obligaciones, a sus tiempos y horarios, y permitiéndole conciliar la formación con su vida personal y profesional. Ahora, y quizá en septiembre, es más que nunca la hora (y la forma) de aprender.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: