Andres seoane fuente original

Educacción Digital

Andrés Seoane Fuente

Gamificación: el juego como innovación educativa

Gamificaci%c3%b3n detail

El concepto de gamificación alude a la utilización del juego como herramienta de aprendizaje, que facilita el proceso, implica a los estudiantes y potencia la enseñanza.

La tecnología está revolucionando educación. Es indudable. Pero su uso ligado a otras técnicas innovadoras y nuevos planteamientos puede multiplicar sus efectos. El concepto de gamificación alude a la utilización del juego como herramienta de aprendizaje, que facilita el proceso, implica a los estudiantes y potencia la enseñanza.

 

“Concebir el juego como un instrumento pedagógico implica comprender que a través del componente lúdico, ya sea de manera espontánea o no, se aprenden y se interiorizan contenidos, habilidades y pautas de comportamiento”. Con estas palabras, el decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Isabel I, Antonio Segura Marrero, subraya el valor educativo del juego, y explica que “reside en su capacidad de promover interacciones y fomentar habilidades en relación con la superación de retos por parte de los jugadores, entre otras cualidades”.

 

La gamificación se aplica a diversos ámbitos, pero el cambio de paradigma que conlleva en el plano educativo, haciendo que el alumno se convierta en un jugador, implica una serie de modificaciones que transforman el entorno de aprendizaje. Las emociones pasan a jugar un papel protagonista y el estudiante participa de unas dinámicas distintas, con mecánicas propias de los juegos, para ser un actor más de la enseñanza, un personaje del juego, que se engancha a su proceso educativo.

 

Antonio Segura Marrera explica que “la diversión es una de las principales bazas de la gamificación”, pero hay un aspecto que destaca por encima de los demás: la capacidad de ofrecer una experiencia educativa memorable. Si el alumno recuerda su aprendizaje como una vivencia agradable y satisfactoria, interiorizará los conocimientos adquiridos y los retendrá de manera estable. En el proceso de aplicación práctica posterior, propio de cualquier sistema de aprendizaje, su ejecución será mucho más sencilla y eficiente. Menos esfuerzo para aprender y mayor facilidad para ponerlo en práctica. Una metodología revolucionaria.

 

En la implantación de esta estrategia –con beneficios probados en el mundo empresarial y o el marketing, por citar dos ejemplos evidentes-, el punto de partida es esencial. Hay que trabajar en un diseño óptimo, que evite conflictos como la adicción a las recompensas, la desmotivación de los jugadores o el seguimiento de un sistema con desequilibrios que premie a los jugadores equivocados. El primer paso es vital para evitar el fracaso de la gamificación, y aprovechar los múltiples beneficios de este innovador instrumento pedagógico, muy ligado a la formación online y que tiene una de sus máximas expresiones en el mundo de los videojuegos, que potencia la experiencia educativa del alumno y la consolidación de los conocimientos para una futura aplicación práctica en las mejores condiciones posibles.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: