Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Vaticinio cumplido

Se cumplió el vaticinio, tenemos elecciones, la verdad es que la última vez fui a votar con pocas ganas y en octubre iré con total desgana, pero iré mientras alguien no invente algún sistema menos malo que la democracia que disfrutamos y sufrimos, que nadie me pueda decir que no me comporto como buen ciudadano y que ¿por qué protesto si no participo?, eso sí, prefiero volver a votar que tener un gobierno con ministros de Podemos.

 

Que hubiera ministros de Podemos era bastante improbable, no me imaginaba yo a los socialistas soportando que les brotaran granos, entre la parte inferior de la espalda y el superior de los muslos en cada sesión del Consejo y a dios gracias, que mira que si Pedro Sánchez pierde el sueño, ya ni te digo, ¿se le imaginan con las veinticuatro horas hábiles para maquinar?

 


Preparémonos para soportar las consabidas monsergas y promesas a incumplir, no ha comenzado la campaña, pero para el bombardeo no han esperado un segundo, que si van a subir las pensiones y los sueldos de los funcionarios, que si no van a subir los impuestos a los trabajadores, solo a los ricos, que ya se sabe que son gente que no trabaja, en fin, la cantinela conocida.

 


En cuanto a la subida de sueldos y pensiones, que quieren que les diga cuando nos están anunciando que entramos de cabeza en una crisis económica que puede ser peor que la que Zapatero negaba a bombo, platillo y con pompas y vanidades, suena bien, ¿pero nos lo podemos permitir?, difícil y más difícil todavía cuando no se habla de suprimir derroches, ahí se pierden votos. Además, me parece injusto, si nos ponemos a subir sueldos, pues a todo el mundo, bueno, menos a los políticos que ya se los han subido bastante y no se los ganan.

 


Que solo se van a subir los impuestos a los ricos, pues mire Vd., como uno es desconfiado por naturaleza y por experiencia huye del agua fría como gato escaldado, piensa que, si Vds. le suben los impuestos a los de Iberdrola, Telefónica y Repsol, a mi me subirán la luz, el teléfono y la gasolina, así que por plástico o plexiglás, las subida nos la acabaremos tragando los de siempre, así que mejor no nos hagan favores que matan.

 


A los abulenses también nos toca nuestra parte, antes nos prometían, aproximadamente cada cuatro años, una sucursal del Prado, un tren de verdad, un acelerador lineal y una biblia en verso y dedicada, aproximadamente cada cuatro años, algunas de las promesas con más de veinte años de antigüedad, y ahora lo hacen cada seis meses, no me negarán que algo si hemos avanzado, esto apunta a que de tales favores disfrutarán nuestros nietos en lugar de nuestros tataranietos.
En fin, esperemos que esta vez nuestra aportación voteríl sirva para algo más que para aguantar la comedia de tiras y aflojas, pactos y componendas, que además de aburrir ponen de mala leche, que después de la voltereta y el tirabuzón, acabemos en el mismo sitio, con los mismos y en la misma forma, y después, ¿qué hacemos?, les ponemos un grillete en el tobillo y les enganchamos con una cadena a un pivote bien anclado, a la intemperie y hasta que lleguen a un acuerdo?

 


Para algo si ha servido la intentona anterior, para tranquilizarnos al comprobar que no tendremos ministros podemitas y para gozar del mamporro morreril que le ha dado Pedro a Pablo. Pobre Pablo, que recuerde que él fue un invento del PP para fastidiar al PSOE, según las malas leguas, y que ahora puede que los socialistas, con la lección aprendida y dándolas como las tomaron, hablan maravillas de Errejón, ¿le estarán animando para fastidiarte a ti?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: