Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Utilidad de un lazo amarillo

Portar un lazo amarillo debe ser la mejor de las bendiciones, mejor que haber nacido en Venezuela, por mucho que diga la canción y visto lo que se cuece por aquellos lares. Debe serlo visto el apego con que algunos lo portan, hasta deben llevar uno cosido en la badana para no quitárselo ni cuando se duchan, puede que con tal de no quitárselo hasta se ducharían vestidos.

Alguna autoridad debería indicar a los que tanta afición le tienen al lazo que ya está bien, que dejen de dar la barrila y se lo pongan en su casa y en las de sus familiares y amigos, si les viene en gana y se lo consienten.

 

No debería permitirse su exhibición en ciertos lugares, digamos salas de tribunales y actos cuyo protocolo debería prohibírselo, aunque solo fuera por coherencia. Ya que se les permite y que a algunos no les importaría cosérselo en el pellejo, yo abogaría para que se le diera más utilidad, por ejemplo, podría servir para estrangular bolsacataplines, coser chichirris y principio y final de tractos digestivos.

 

A los chulos del espectáculo judicial, había que mandaros a tomar vientos, con vuestra independencia, vuestra república, vuestras estrelladas y vuestros lazos amarillos, eso sí, fuera de territorio español, con tal de perderos de vista para siempre os enviaría a las antípodas y os perdonaría el montón de años de cárcel, que espero os caigan por lo que habéis hecho, porque no os cansáis de repetir que lo volveríais a hacer y que lo repetiréis a la primera ocasión. Que asquito que dais, y a todos aquellos que quieran acompañaros también les pagaría el viaje, eso sí, una vez en destino os buscáis la vida, que una de las cosas que no comprenderé nunca, ni aunque me lo explique el sursuncorda, es que haya un tío viviendo en Bélgica a cuerpo de rey, fugado de la justicia y dedicado a darnos por saco todo el día, con cargo al erario público, si es porque lo marca la ley, entonces deberíamos decir a nuestros legisladores que, en tanto esa ley no se modifique, debería deducirse el despilfarro de sus salarios, porque está claro que no se los ganan. Consienten lo que siempre se llamó hacer de puta y poner la cama.

 

Manda huevos, y que el juicio siga siendo una plataforma de propaganda de los acusados, que aprovechan todas las preguntas de fiscales y abogados para soltarnos siempre el mismo rollo, lo buenos que son todos, lo que les gusta la fiesta y que la gente sea feliz, que los malos fueron los policías y guardias civiles, esbirros del opresor estado español, del cual, y por mucho que les joda, forman parte.

 

Vi en directo parte el interrogatorio de Cuixart, semejante a lo que hicieron los que le precedieron y siguen haciendo los que le siguen, pero más todavía, que se desarrolla, más o menos, en los siguientes términos:

 

Pregunta del sr fiscal:

- ¿Sr. Cuixart, llamó Vd. a defender los colegios electorales en el referéndum del 1 de octubre?

Respuesta del sr. Cuixart:

- Verá Vd., sr. fiscal, a mi es que me gusta la butifarra poco hecha y con pimienta, que no llueva los domingos y la ratafía bien fría, y ahora le explico.

 

Y entonces es cuando nos repite la perorata aprendida, destinada a pasarse por el forro al Tribunal entero, incluidos auxiliares, público, edificio y mobiliario, a cachondearse de todo el mundo y que aburre a los muertos.

 

Pero hombre de dios, que necesidad tenía Vd. de meterse en semejante fregado, con lo bien que podía ganarse la vida en Hollywood como actor de comedias, ¿será porque su actuación es excelente por lo que el Sr. presidente del Tribunal se lo consiente?, Sr. Marchena, que la fiesta la pagamos entre todos, por favor, procure que se abrevie, dígales a los acusados que deben contestar las preguntas, no dedicarse a la práctica del esperpento.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: