Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

¿Se lo cargaron?

El pasado sábado 18, a última hora de la tarde, nos enteramos de la noticia del fallecimiento del Fiscal General Sr. Maza. La primera noticia, como es normal, era muy escueta y solamente comunicaba su fallecimiento, así que mucha gente, ante la sorpresa, debido a los revueltos tiempos que vivimos y al papel desempeñado por el fallecido, empezó a elucubrar y pensó que se lo habían cargado, normal, los humanos somos mal pensados por naturaleza y hay que reconocer que la rapidez con que se han desarrollado los hechos invita a la sospecha. La versión oficial es que ha muerto de una infección generalizada y como no se han aportado evidencias en contra, debemos aceptarlo por respeto a él y a su familia, que han decidido no hacer autopsia. Mala suerte, perdemos un hombre que estaba cumpliendo con sus obligaciones en defensa de nuestros intereses, siempre se mueren los buenos. Descanse en paz.


Una vez dicho lo anterior, la realidad es que la sombra de la duda planea en el ambiente, en general los medios han aceptado la versión oficial, pero no son pocas las voces que dicen que sí, pero que puede que no, pocos se atreven a afirmar con rotundidad tanto una cosa como otra, bueno sí, unos pirados desalmados, en las redes sociales convertidas una vez más en porqueriza, han afirmado que fue envenenado y como, solo les ha faltado decir dónde, cuándo y con qué, pero su credibilidad ha sido prácticamente nula.


No me negarán Vds. que los hechos reúnen todos los elementos de una trama de novela de intriga y espionaje. Un hombre, protagonista en la situación, emprende un viaje relacionado con su profesión, se supone que en un estado razonable de buena salud, en caso contrario lo lógico es que se hubiera quedado en casa, y en dos días se muere. La situación política en España, donde unos payasos han montado una zalagarda que ha puesto en peligro la unidad del país, dañado gravemente la economía de la región más próspera y perjudicado la de toda la nación, que han sembrado el odio y enfrentado a familias, amigos, compañeros, etc., que puede que esos payasos no sean solo eso, sino marionetas cuyos hilos mueven otros, a los que nunca se conoce, solo se habla de ellos como de altas esferas, como se hace de los mercados, que todo el mundo los menciona pero nadie identifica. El suceso se ha producido en Argentina, que, dicho sea con todos los respetos, no es territorio muy saludable, que digamos, para fiscales. La actividad de los hackers rusos en las redes aportando intriga al proceso y la duda de que esos hackers no sean unos cuantos chalados que se divierten haciendo la puñeta gratuitamente, sino que detrás de ellos puede haber alguien más poderoso e interesado, como se ha reconocido incluso por el gobierno interpelando en Bruselas. Que hace unos años, y es solo un ejemplo no único, un espía fue envenenado en Londres con plutonio. Que por lo menos otra media docena de circunstancias y acontecimientos encontraríamos a poco que pensáramos, hacen que el esqueleto de la trama esté más que completito, seguro que más pronto o más tarde, alguien se anima a escribir el correspondiente relato de ficción.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: