Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Puigdemont en la cárcel

Análisis de la actual situación del ex presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont.

Ya tenemos a Puchi en la cárcel, aunque sea en Alemania y de forma temporal, algo es algo, puede que hayamos avanzado un poco a la hora de poner a raya a esta panda de golpistas maniobreros y especialistas en zalagardas, en fin, ya veremos si nos lo mandan con grilletes o nos lo tenemos que tragar con el aviso de cuidado con lo que hacemos o lo que es peor, que nos hagan un corte de mangas como los belgas. Parece que no, que Alemania es un país amigo y al Puchi nos lo van a enviar para que le alojemos junto a sus compinches, más vale así, aunque tenga que dar la razón a los que me dicen que el gobierno lo está haciendo bien, que tiempo al tiempo, ya irán cayendo, que por las bravas causamos antipatía en nuestro entorno, que sin prisa pero sin pausa las van a pagar, bueno, eso espero.


Espero, pero me cuesta aceptar que un gobierno que tiene de su parte la razón, la ley, la fuerza, a más de la mitad de los catalanes y a la mayoría de los españoles, no ponga más empeño en acabar con esta calaña, por mucho que me digan que son prudentes, me cuesta creer que no sea por cobardía.

 

En Francia una individua ha comentado en las redes que se alegraba de la muerte del carnicero en el atentado terrorista del otro día y en una semana juzgada y condenada a siete meses de cárcel, que en Francia, al igual que aquí, no suponen su ingreso en prisión, pero estoy seguro de que no se la volverá a ocurrir hacer bobadas con las orejas, porque a la próxima la meten siete años y los cumple todos, aquí no pasa eso, o no nos lo cuentan, y anda que no tenemos material de trabajo, aunque aquí, en el hipotético caso de que la hubiéramos llevado ante el juez, lo más probable es que hubiera quedado, en el mejor de los casos, en libertad con cargos y dentro de meses, o de años, asistiríamos a un juicio donde podría ser absuelta por respeto a su libertad de expresión. No sé si la francesa recurrirá a ese tribunal de nombre tan rimbombante y que concede derechos a gente de poca humanidad, seguro que a Francia no la darán el mismo trato que a nosotros y si lo hicieran se pasarían la sentencia por el arco de las once avenidas y con razón.

 

Tenemos organismos encargados de proyectar una buena imagen de España en el exterior, pero no deben hacer muy bien su trabajo cuando hay gente que pone en duda hasta que España sea una democracia y afirma que tenemos un gobierno dictador, anda que si así fuera iban algunos a campar a sus anchas por Europa, por qué no traducen a veinte idiomas el auto del Juez Llarena donde cuenta la realidad y manda a la cárcel a los golpistas, si se le diera la difusión adecuada puede que mucha gente empezara a reflexionar y cambiara de opinión, ellos hacen una propaganda plagada de mentiras y les funciona, increíble pero así es, como es posible que nos ganen y encima con el dinero de todos, no si tiene razón quien dice que somos el único ejemplo en la historia de un país que financia a quienes pretenden darle un golpe de estado. También hay quien afirma que Cataluña no tiene solución, que hay que meterla en cintura cada cincuenta años y que llevamos treinta de retraso, yo diría que por lo menos hace cuarenta que habría que haberles suprimido el reino de taifas, al día siguiente al que alguien dijo que no votar a Convergencia era no ser buen catalán y empezó a saquear.

 

Para cuando la aplicación de verdad del 155, la disolución de los mozos, la ilegalización de engendros encargados de promocionar el desvarío y el castigo a sus brazos alborotadores, el cierre de medios de comunicación tóxicos, o al menos suprimirles toda ayuda pública en ambos casos, la expulsión de la docencia de todos los adoctrinadores, el despido de todo empleado público al que se le coja en una algarada, inhabilitándole de por vida para desempeñar ningún puesto en ninguna administración, ni tan siquiera ser contratado un solo día para regar los tiestos del ayuntamiento más pequeño en el sitio más recóndito, que se busquen la vida por su cuenta o coman piedras. ¿Por qué siguen cobrando sus sueldos los parlamentarios y cargos políticos catalanes cuando no se ganan ni el agua que beben?, y lo que es peor, muchos de ellos se dedican a darnos por saco, bueno, y que los fugados cobren, eso ya no tiene calificativo. ¿Qué empresa pagaría a un empleado desleal, que abandona su puesto y se dedica desde fuera a desprestigiarla?. Asombroso pero cierto.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: