Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

¿Miedo?, pánico deberíamos tener

Desde luego, la desvergüenza no tiene límites, 15 muertos y 50 heridos, muchos de ellos graves, y estos sinvergüenzas pensando en reconocimientos y condecoraciones. Los mozos de escuadra merecedores de reconocimientos, pues no sé por qué, solo ha faltado que les pintaran sus partes nobles de blanco y negro y hubieran seguido sin enterarse, así que si alguien no se merece ningún reconocimiento son precisamente ellos, lo único que han demostrado es que matar se les da bien, de eso no cabe duda, claro que dudo que eso haya sido lo más conveniente, quizá haberlos cogido vivos e interrogarles para obtener información encaminada a evitar más atentados hubiera sido mejor, pero en fin, seguro que hay quien piensa que mejor así, que de la tumba no se sale y de la cárcel sí, en este país de alelados, buenistas y gilipuertas, empezando por algunos jueces y muchos políticos, hubieran cumplido unos cuantos años, pocos seguro y después otra vez a la calle, con todos los beneficios sociales y listos para prepararla otra vez, porque de expulsarlos nada, que más arraigo que demostrar años de estancia, además, el otro día leí que con lo que cuesta un preso se mantienen tres pensionistas y un parado, la próxima vez que le oiga a un político que no hay dinero para pensiones pediré que le quiten el sueldo ipso facto, que devuelva lo cobrado y le manden a galeras.

 


La verdad es que si los mozos no merecen reconocimientos, de los separatistas ya no vamos a hablar, pero el gobierno de Rajoy seguramente les supera en méritos para no reconocerle nada, yo, al contrario que Neruda, digo que “no me gustas cuando callas porque estás como ausente”, que digo ausente, desaparecido, parece que lo del atentado a ellos ni les va ni les viene, vamos a estarnos quietecitos, no sea que intervengamos y se vayan a enfadar los catalufos, (Catalufo: separatista independentista catalán y sus dirigentes, que da la barrila todos los días y el gobierno se lo consiente), con asistir a una manifestación cumplimos, manifestación más inútil para convencer a terroristas de que no sean malos, que regar un estanque y a la que yo no asistiría ni de coña, con alguna gente de la que asistió no me junto yo ni para salvarme de un terremoto. Bien pensado, casi mejor que se callen, porque cada vez que dicen algo, poco, la ciscan, Rajoy hablando de unidad política, ya ni siquiera de unidad a secas, claro es que eso puede sonar muy fuerte para los catalufos, y de unión, vamos ni por el forro, asquerosa costumbre de ponerle apellidos y joder adjetivos, costumbre arraigada, debe ser cuestión de supervivencia entre la clase política, lo políticamente correcto y la madre que lo parió. Y el Sr Zoido hablando de lo bien que lo han hecho los mozos, si sobre todo apartando a la policía y a la guardia civil, no te jode, mira que este hombre me caía bien, hasta pensaba que teníamos un buen ministro del interior, pues acaba de perder todos los puntos.

 


Acaba de finalizar la supermanifestación en Barcelona, en este momento, cuando estoy redactando el texto que se publicará mañana, no sé qué habrán visto Vds., pero yo más que una manifestación contra el terrorismo he visto una manifestación contra el Rey, contra el gobierno y contra todo lo que huela a español. Qué pena de gente bienintencionada asistiendo a semejante bodrio, calculo que no habría ni medio millón de asistentes, ahora nos dirán que dos millones, es igual cuanto más grande más bodrio, si, no parece que mucha gente que pudiendo haber asistido lo haya hecho, sabían que tostada se preparaba seguro y actuaron en consecuencia, lo mismo tenía que haber hecho el Rey, para que ir a un sitio donde te van a insultar, es que acaso muchos de los que estaban allí se merecían su presencia, del gobierno no digo nada, que ya he dicho bastante, había notables faltas de gente de peso, les pondrán a parir, pero que bien han hecho con no ir.

 


Otro asunto, no comparable con el anterior por su peso específico pero probablemente si por su gravedad, que sigue en candelero, es el de Juana y sus hijos, la madre que ejerce de dolorosa y es una llorona más falsa que la mula torda, manda narices que se presentara en el juzgado y la dejaran volver a casa sin entregar los niños, que vamos a esperar de una justicia que no se respeta a sí misma, de los legisladores que no se cargan de una vez una ley injusta y aborrecible y de unas fuerzas del orden que no son capaces de encontrar a unos niños que tendrán pegados a os talones, me dirán, como no van a ser capaces?, será porque no quieren o porque tienen instrucciones de, como mucho, hacer el paripé de que los buscan, pues peor me lo pones y no me importa quien ni el por qué, porque entonces es que hay gente que no cumple con su deber porque no le da la gana, y si dentro de una maquinaria formada por legisladores, jueces, fiscales y fuerzas del orden que son el soporte de un estado democrático y de derecho, hay gente que no cumple con su deber por miedo a los medios, al populacho o porque no le sale de los mismísimos, y que todo ese sistema es el encargado, entre otras cosas, de defendernos de los terroristas, ¿Cómo no vamos a tener miedo, por mucho que nos digan?, en PANICO ENTRARIAMOS SI NOS DIERA POR REFLEXIONAR EN MANOS DE QUIEN ESTAMOS.

 

El asunto sigue y es de esperar que al final impere la ley, que el padre se lleve a sus niños, ya que Juana ha demostrado en demasía que no es una buena mujer, que se merece la cárcel por lo que está haciendo, aunque yo no me alegraría en su caso de que acabara entre rejas. La que si se merece la cárcel es la tal Paquita Granados, esa sí que es más mala que la Ursula y la Rotenmeyer juntas, de momento parece que la han imputado, puede que las cosas vayan por buen camino, pero no nos hagamos muchas ilusiones, manda narices, además profesora de universidad, entre esta y los que se me ocurren, así salen los licenciados que salen, y además a sueldo del Ayuntamiento de Maracena para que se dedique a matar hombres, cuya corporación en pleno debería acompañarla al trullo, no sé si también sería procedente pedir explicaciones a Rajoy y a Susana.

 

Siempre me han dicho que por muy seguro que estés de algo, es conveniente dejar un pequeño margen para la duda, por si acaso, muy pequeño le puedo dejar en este caso, pero es que si estuviera equivocado, todavía sería peor, porque eso significaría que cosas muy graves que han dicho Juana y Paca podrían ser verdad y entonces unos cuantos jueces, italianos y españoles, se han dedicado a hacer la vida imposible a una honrada ciudadana, mater amantísima, víctima de un malvado y a la que han dejado totalmente desamparada, vamos que lo menos que se merecerían serían las penas del infierno.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: