Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

¿Lo volverán a hacer en septiembre?

La huelga, o lo que sea, que los taxistas han obligado a soportar al ciudadano, es un ejemplo más de como unos colectivos privilegiados, que pueden permitirse coger por los nísperos al personal y contando con la cobardía de gobiernos que en cuanto tienen que tomar una medida que suponga imponer su autoridad mediante el empleo de los métodos coercitivos adecuados y proporcionados, para lo que son los únicamente legitimados, para eso son el gobierno, se rilan.

Señores taxistas, se creen Vd. la flor y nata de la tribu y es mentira, son Vds. unos indeseables. Son unos indeseables porque presumen de ser unos excelentes profesionales y no lo son, si lo fueran no preguntarían ¿por dónde le llevo?, en cuanto se coscan que el usuario podría ser forastero y no conocer la ciudad y cuya respuesta más adecuada sería: por donde menos me cueste. La situación anterior no es precisamente la más execrable, al fin y al cabo vivimos en el país de Rinconete y Cortadillo.

 

Lo que ya no es calificable es que si Vd. tiene la desgracia de, por ejemplo, vivir en Ávila y tener un familiar allegado en la UCI de un hospital madrileño, después de soportar, casi a diario y con tiempo limitado, hora y tres cuartos de tren por cada trayecto de ida y de vuelta, un trayecto que debería durar cincuenta minutos, para visitar al enfermo, llegue Vd. a Madrid, tome un taxi y tenga que soportar ,cuatro de cada cinco veces, una cara de perro de mírame y no me toques durante todo el recorrido, porque es corto y no le compensa el tiempo que ha esperado en la parada, cuando no comentarios, que ya se ocupan muy bien de que lo oigas, que las mínimas normas de educación calificarían de obscenidades y que si no acaban en cogotazo y mandando a cobrar la carrera al interfecto al Banco de España, es porque la gente tiene más educación y modales que vosotros, y también porque no vaya a ser que cuando te bajes, el individuo pida ayuda a algún colega o colegas, que anden por allí, y te salga cara la carrera, la situación es tan inaguantable que acabará Vd. saliendo de la estación y buscando taxi en la parada externa más cercana o intentando coger taxi al vuelo, y eso también en el mes de agosto. ¿Que exagero?, hagan Vds. la prueba, vayan a la estación de Chamartin, tomen un taxi e indiquen al taxista que les lleve a La Paz, y luego me cuentan.

 

Díganme también que derechos se adjudican Vds. por encima del comerciante al que las grandes superficies le han chafado el negocio, del pequeño bar o restaurante familiar al que las franquicias han puesto al borde del cierre, cuando no ha tenido que cerrar, ¿también ellos pueden protestar sacando enseres a la calle y privando al público de su uso y disfrute?, y otros muchos ejemplos que podríamos poner. Sí, no digo que no les asista parte de razón, pero es lo que toca, todo el mundo tiene derecho a ganarse la vida aunque eso suponga competir, el mundo avanza y los avances no siempre a todos proporcionan ventajas, razón no le falta a quien habla de uberización de la economía, lo que pasa es que escuchárselo a ciertos individuos te hace pensar que algo falla, manda narices, quien lo iba a pensar, los taxistas y los podemitas piñoneando.

 

¿Se atreverán Vds. a repetir la jugada en septiembre?, al menos tendrán mejor tiempo, porque hay que reconocer que acampar en agosto en la Castellana tiene su mérito, pero yo creo que no se van a atrever, a no ser que busquen el suicidio por la vía rápida, no les creo tan tontos
como para no darse cuenta que solo están Vds. mismos, y no todos, de su parte, sus familiares, amigos y los oportunistas de siempre, que con sus métodos, matonismo incluido, se están granjeando el desprecio de la gente. A Napoleón le venció el general Invierno y a Vd. el general verano, porque yo creo que esta ola de calor la estamos sufriendo todos también por su culpa, debe ser porque alguien habrá decidido que hay que poner un poco de orden, ya que las autoridades no están a la altura, con lo fácil que sería solucionarlo haciéndoles caso, no quieren una licencia de vehículo con conductor por cada treinta de taxi?, pues ya está, mañana se conceden diez mil licencias y pasado mañana quinientas mil de taxi, para que vayan sobrados y no protesten, mucha, pero que mucha gente se alegraría, incluyendo muchos taxistas si se pusiese como condición preferente para adjudicarlas que el solicitante no fuera propietario de ninguna, porque hay que preguntarse, ¿Quién es el taxista?, ¿el dueño del taxi o el conductor?, porque esa es otra, ¿por qué acusáis?, quizá deberíais buscar también la viga en vuestro ojo.

 

No quiero dejar la impresión de que todos los taxistas sean unos salvajes, me consta que no es así, hay muchos, yo conozco a varios, incluso tengo algún amigo entre ellos, que son unas excelentes personas y buenísimos profesionales, sufridores más que nadie de la situación.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: