Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

La moda del autobús

No se puede negar que los autobuses están de moda, empezaron los de Hazte Oír, que fue sacarle y les pusieron a caer de un burro y hasta se le paró un juez porque según el fiscal incitaba al odio y la discriminación, pues anda, que el de los morados despierta sentimientos angelicales y sin embargo goza de parabienes y hasta , sino del respeto si de la tolerancia de quienes deberían meterles en vereda, pero amigo, se ha averiado, igual es que ante la omisión de deber de las autoridades competentes ha actuado algún ente superior, será porque no está bien, aunque se tenga razón, que mucha tienen, vamos que si no fuera porque creo que son más peligrosos que un amasijo de concertinas hasta me plantearía votarles, lo que si echo en falta es a algunos protagonistas en su fiesta, claro que, bien pensado, no caben todos, necesitarían una caravana de autobuses que no habría calles para pasearlos, y para qué van a poner el retrato de algunos en la carrocería si van dentro en carne mortal y aprovechan para salir por la tele dando lecciones de moralidad, la sartén recriminando al cazo, de jeta andan todos bien sobrados, anda que Susana se calla, cuando el Psoe no es que sea sartén o cazo, es que es caldera matancera de hacer los chicharrones en la lumbre baja, cuando esta buena costumbre era habitual en todos los hogares rurales.


Cualquiera diría que estos de Podemos desatan tormentas, hay que ver, sacan el autobús y al día siguiente cataclismo en el PP, si hubieran andado un poco más finos y hubiesen colocado el retrato de Nacho el chino el primer día, sí que hubieran dado el campanazo, pero se ve que les falta información, lo han corregido, pero ya no es lo mismo.


Esta moda de los autobuses tuneados tiene su enjundia, nada más que vean que hasta el PP se ha apuntado a la nueva usanza, lo que pasa es que hay diferencia, mientras el autobús de los morados le conduce Maduro, el de los gaviotos le conduce un guardia civil, y mientras el del PP tiene los recorridos acotados entre calabozos, juzgados y talegos, los de Podemos, no conformes con habernos convertido el Congreso y el Senado en algo más parecido a la corrala de la Emilia que a una cámara de representantes, también nos convierten la calle en un plató de rodaje de películas protagonizadas por tarambanas, para que luego diga alguien que no somos un pueblo paciente.
Con todo, yo hay muchas cosas que no comprendo en esta movida en que estamos enfrascados, no entiendo que se llame a declarar a Rajoy por el caso Gurtel y no se llame también a Aznar, que se haya montado la de dios es cristo con el asunto del canal y ni un solo Pujol en la trena, etc, etc, me lo explico recordando un viejo chiste que circulaba in illo tempore sobre Aznar, la piscina de Pujol y el cocodrilo amaestrado, no lo cuento porque mucha gente pensaría que no cumple los cánones del buen gusto, pero como suele suceder con el humor, el autor lo clavó y los sucesos actuales lo siguen refrendando después de veinte años, claro, que a Felipe González se le podría aplicar lo mismo o más, al fin y al cabo Aznar respondía a una necesidad para gobernar, aunque maldito gobierno, pero Felipe, ¿a qué?.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: