Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

La Junta de Andalucía en camisa de once varas

Me parece que la Junta de Andalucía se mete en camisa de once varas al entrometerse en el litigio entre Juana y Francesco, sobre todo cuando la justicia se ha pronunciado en contra de ella y no en una, sino en cuatro ocasiones, si ya sé que lo que digo es impopular y está en contra de la opinión de mucha gente, alguna sin ningún valor porque son parte interesada, pero sí de otras muchas que considero bien intencionadas y que pueden tener razón aunque yo no la comparto, y también estoy seguro de que no soy yo solo, así que, con el mayor respeto a quien opine distinto, creo que estoy en mi derecho de expresarme.


Hubo un tiempo en que escuchabas La Ser, La Cope, te leías El País y el ABC, despreciabas las posturas extremas, sacabas la media y tenías bastantes probabilidades de aproximarte a la verdad, pero eso ya hace tiempo que no sucede, así que la opinión que podamos formarnos, si hacemos caso a los medios, sobre este asunto, como de otros muchos, puede estar bastante equivocada, hay que andarse con pies de plomo porque te puedes columpiar, así que yo no saco la cara por nadie, no sea que vayan a achacarme que defiendo a un asqueroso maltratador, lo que pasa es que no lo tengo nada claro, aquí la versión que mayoritariamente nos están contando es la de ella y la de su entorno, que no dudo que quiera mucho a sus hijos, pero digo yo, que el padre luchando ante la justicia y desplazándose para recuperar a sus hijos, que por lo poco que cuentan puede ser a causa de que ella le niega hasta la posibilidad de hablar con ellos, también los quiere, y no está recibiendo el mismo trato mediático, no sé, pero este asunto huele muy mal y puede que acabe fatal, teniendo en cuenta que asesoría se ha buscado esta mujer.


Probablemente mal aconsejada ha utilizado un arma, que puede que la salga bien, ya veremos, pero también la puede costar un serio disgusto, a mí no me convence, yo he visto a una mujer que, puede que a la desesperada, ha incumplido una disposición judicial, o varias, ha montado un teatro y ha llamado a los medios para conseguir con el escándalo lo que la justicia no la reconoce y como no la han faltado apoyos ha preparado la de Fuenteovejuna- por cierto, que no sé si se escribe Fuenteovejuna o Fuenteobejuna, creo que alguna vez leí que valían las dos formas, una por el uso y la otra porque no se refiere a oveja sino a abeja- a mí me gusta más Fuenteovejuna y además creo que en este caso concuerda más con el comportamiento borreguil de las masas. Y la justicia agazapada, cuando no acoquinada, o al menos eso parece, digo yo que podía empezar por empurar a todos esos que tienen a Juana en casa, ¿o es que no son cómplices al menos de desacato?


En cuanto a la actuación de la Junta y las manifestaciones de Susana Díaz y también las de Mariano Rajoy, lo de Susana no me sorprende, pero lo de Mariano solo puedo entenderlo por haberse visto forzado a contestar una pregunta de un periodista que no dará para más y además hecha fuera de lugar, probablemente lo que le pediría el cuerpo sería mandar a freír espárragos al preguntón, y no sería yo quien se lo hubiese reprochado, pero comprendo que aunque cueste hay que mantener el tipo, es lo que tiene la profesión, que no queda más remedio que tragar ruedas de molino como plazas de toros, falta de caletre no le achaco, hemos visto su comportamiento como testigo en un tribunal, así que para que vamos a extrañarnos, no le quedaba otra, contar toda la verdad hubiera sido hacerse el harakiri, ¿qué iba a decir?, ¿Qué haríamos nosotros en el mismo trance?. El posicionamiento de Susana y Mariano me despiertan el mismo sentimiento que me despertaría que el sheriff se pusiese de parte de los linchadores, en lugar de proteger al preso para su entrega a la justicia, en la tan manida escena de las películas del oeste, además, pueden hacer el ridículo y sufrir el correspondiente descrédito si al final se demuestra que el malo no es el sino ella, porque en principio todo apunta a que tanto uno como la otra son buenas piezas y que víctimas son todos pero los más perjudicados son los hijos, y si malo es que se queden sin madre, no creo
que perder al padre les haga ningún bien. De todas formas, este asunto puede desinflarse con la misma rapidez que lo han hinchado, ¿no dijo también Rajoy que lo exagerado puede resultar irrelevante?, aunque se refería a otra cosa, lo mismo en este asunto acierta.


Hace dos días en la emisión de un informativo de TV que trataba este tema, repitieron los términos violencia de género y violencia machista al menos una par de docenas de veces durante un periodo de dos minutos, cuanto se habla de machismo y que poco de hembrismo, y no me digan que no existe, deberíamos reflexionar y aprender de los casos de escarnio público que se han dado, como sucedió en Tenerife, contra hombres que después se demuestra su inocencia y la falsa acusación, casos que se repiten con demasiada frecuencia, hace unos días ha salido la sentencia absolutoria del jugador del Sevilla, menos mal que en el club fueron más sensatos que en la calle, aun así, ¿quién le compensa por lo soportado?, claro que ha sido la justicia la que ha dicho que es inocente, pero vete tú a saber dirá más de uno, pues claro que no es una garantía de su inocencia, solamente de que no se ha podido demostrar, tampoco, desgraciadamente lo hubiera sido de su culpabilidad una condena, pero es lo que hay, ya está bien de apoyarnos en la justicia cuando nos conviene e ignorarla cuando no nos interesa, no es conveniente y muy peligroso.


Coincide también que se acaba de aprobar el pacto de estado contra la violencia de género y además con una dotación de 1.000 millones, cuando yo oigo estas cosas y no niego que el pacto tenga cosas buenas, pienso que con estos engendros el dinero de mis impuestos puede ir a mantener inventos que se dedican a promocionar la desigualdad y a fastidiar, y a gente que dice, como oí antes de ayer, que a los menores hay que protegerlos de los maltratadores, algo a lo que todos nos apuntamos, sino fuera porque dejan bien claro que cuando hablan de maltratadores se refieren a los hombres, como si no existieran maltratadoras, ¿o es que cuando la maltratadora es una mujer el asunto de la protección tiene menos importancia?, pero parece que eso vende menos.


Me parece fatal que se emplee el dinero de mis impuestos en la elaboración y promulgación de leyes injustas como la de La violencia de género que empieza por no cumplir el principio de igualdad, que no soluciona nada, a la vista de los resultados, y que favorece el enfrentamiento entre hombres y mujeres dando incluso lugar a situaciones y hechos que no pueden comprenderse ni tan siquiera por la desesperación que provocan en los afectados. Es lo que tiene ponerle apellidos a algunos conceptos, que pueden perder hasta su esencia, la violencia es siempre violencia sea del género que sea y no se deben hacer distinciones legales que supongan un trato diferente por razón de sexo, raza o religión, al menos es lo que nos cuentan, no soy jurista, pero creo que para tener en cuenta a la parte más débil, y que, por supuesto, no siempre es la mujer, están las circunstancias agravantes o atenuantes, parece que hay gente a la que no vamos a convencer nunca de que ni todas las mujeres son buenas ni todos los hombres malvados. Para luchar contra toda violencia deben estar las leyes, sí, y también para cumplirlas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: