Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Gobierno de malos panaderos

Esta semana me fijo en tres asuntos en candelero que no parece que ninguno de ellos esté inducido por parte interesada en tapar algún que otro, como por desgracia nos sucede con demasiada frecuencia.

Tenemos por un lado la elección de miembros del CGPJ. Visto que solo parecen estar satisfechos con el trabajo realizado los elegidos y los partidos políticos participantes en el mercadeo, el resto del personal tarifando, desde los partidos que no han recibido su parte en el pasteleo, las asociaciones de jueces y otros colectivos, nos hace pensar que no lo han hecho muy bien. Será por haber visto demasiadas películas americanas sobre asuntos de leyes que pienso que deberían intervenir más los ciudadanos en la elección de los altos cargos de la justicia, deberían elegirles entre los profesionales a título personal y no por su pertenencia a ningún grupo o asociación, y ser condición sine qua non para ser candidato demostrar una condición apolítica, cualquier sombra de sospecha sobre el candidato debería tener como resultado su descalificación como elegible, al igual que sucede con aquel juez para una causa sobre la que haya realizado la más mínima manifestación que arroje alguna sombra de duda sobre su imparcialidad. Quizá así, al menos se mejoraría en la tan cacareada separación de poderes.

 

Hemos visto ya el atisbo de consecuencias derivadas del decretazo del gobierno en contra del Supremo y de los bancos, que no son otras que un aumento del coste de las hipotecas. Ya son varias las noticias aparecidas en los medios que hablan del no respeto de ofertas vinculantes anteriores al decreto y que consisten fundamentalmente en la aplicación de comisiones no contempladas en la oferta inicial y del aumento del tipo de interés, cuyo incremento de coste para el hipotecado es siempre superior al que le hubiera supuesto pagar el IAJD, habrá que esperar a ver si el gobierno consigue embridar a los bancos y sujetarlo, pero me temo que no va a ser así, de momento los bancos se muestran bastante enfadados. Habrá que preguntarse por las contrapartidas que hagan que los bancos se porten bien.

 

Al final el Gobierno de Pedro Sánchez acabará pasando a la historia como el de los panaderos a los que salían hostias a mansalva.

 

Acaba de hacerse público el informe de la perito judicial italiana sobre el proceso de Juana Rivas. Presentado como un trabajo exhaustivo, realizado durante meses y que incluye entrevistas con todo el personal relacionado con la causa, afectados, psicólogos, profesores, médicos, policías, etc., aparentemente bastante riguroso y que, resumiendo, dice en palabras técnicas lo que muchos sospechábamos a lo bestia, es decir, que Juana no está en sus cabales. Es curioso comprobar como cuando algo no interesa los medios y la prensa apenas se hace eco de ello, se vendía más presentando a la llorona como una madre sufridora, no dudo que como madre quiera a sus hijos, lo que pasa es que los quiere de una forma extraña y poco beneficiosa para ellos. Las partes más inteligentes que se han provechado de la condición de Juana están evitando hace comentarios sobre el informe, saben que solo puede perjudicarles, y los que se apuntan como tontos a una causa solamente porque así creen defender a las pobrecitas mujeres, atacando el informe lo único que consiguen a estas alturas es aumentar el rechazo que producen. Hay que comprender que han tenido mala suerte, un informe tan demoledor y para colmo que el perito sea mujer, aunque su corto entendimiento siempre encontrará justificación, a ver, como si no se pudiera ser mujer, facha y traidora a la causa, a veces basta con no doblegarse para ser considerada por esta gente menos mujer. A alguna solo le ha faltado calificarla de marimacho.

 

Aquí ahora, lo que procedería es que todos los cargos de la Junta de Andalucía que han hecho posible que los gastos del proceso sean sufragados por la Junta, pongan el dinero de su bolsillo ya que no se ha tratado por igual a las cientos, quizá miles de causas parecidas a la de Juana, incluso mucho más justas, con el consiguiente agravio, y por supuesto, que Francisca la de Maracena se vaya a su casa que ya bastante daño ha hecho. Ahora hay elecciones, yo no podría votar a un partido que gobierna consintiendo tales desmanes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: