Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Es justo y necesario

Es justo y necesario y no me atrevo a decir nuestro deber y salvación, porque la segunda parte puede que no se cumpla y semejante frase litúrgica puede producir algún rechazo.

La semana pasada hablábamos de la bajada de pantalones del gobierno ante el PNV, subiendo las pensiones, que no se podían subir, con tal de aguantar un poco más de tiempo y que algo tendrían que hacer para recaudar los fondos necesarios, temiéndonos que lo que van a repartir con una mano lo capten con las dos y de donde siempre.

 

Pues no, mira que somos mal pensados, el Sr. Montoro ya ha apuntado la solución, que no es muy original pero podría valer, ponemos impuestos de verdad a las grandes tecnológicas y ya está. La verdad es que no es mala idea, es de dominio público los abusos que el grupo, al que denominan GAFA, comete por todo el orbe, haciendo de su capa un sayo y sin que haya un dios que les frene.

 

La propuesta es justa y necesaria su aplicación, porque si estos gigantes, haciendo un uso bestial de la economía de escala, de la automatización y del empleo de robot, están reduciendo drásticamente los puestos de trabajo, y no me vengan con la milonga de que crean puestos de alta cualificación, que es cierto, pero su número es más bien escaso comparado con los que destruyen, digo que si destruyen empleo, obligan a jubilar anticipadamente y dificultan la incorporación de nuevos trabajadores, justo es que contribuyan al pago de sus jubilaciones.

 

Ahora bien, una cosa es que la medida sea justa y necesaria y que se intente poner en práctica y otra que se consiga, así por las buenas no se van a dejar. Estamos hablando de unos monstruos que manejan volúmenes que superan los recursos públicos de muchos países, lo que les permite actuar como un inmenso lobby, comprar voluntades y contratar a los mejores bufetes internacionales para defensa de sus intereses, cuyos recursos humanos se nutren, en muchos casos, de técnicos y abogados de los estados que, como sucede en España, piden la excedencia para llenar la buchaca con la tranquilidad que da que te guarden el puesto si las cosas te salen mal. Nunca he entendido que aprobar una oposición, por dura que sea, otorgue semejantes privilegios, que el estado esté obligado a reservarles su puesto cuando muchos de ellos se comportan como cuervos con sus criadores. Ya ven que no soy muy optimista y mucho me temo que a las tecnológicas no va a ser fácil meterles mano y que la carga recaerá en los de siempre.

 

A pesar de todo, no estoy en contra de la subida, me parece justo, al menos para aquellos que cobran una pensión merecida y no olvidemos que son muchas, pero que muchas, las familias que subsisten gracias a la pensión del abuelo, los beneficios de la salida de la crisis económica, que muchos proclaman y con indicadores que parecen confirmarlo, no ha llegado a todos los hogares, falta de justicia distributiva que esta subida puede paliar, además, no creo que sea tanto el coste real cuando en muchos casos el dinero llega a las cuentas bancarias para cubrir descubiertos y en todo caso se incorpora automáticamente a la actividad económica, necesidad obliga, contribuyendo así a dinamizar la economía nacional y devolviendo parte de la subida, no creo que muchos jubilados puedan permitirse unas vacaciones de lujo en Miami ni abrir una cuenta en algún paraíso fiscal.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: