Vholgado 80x111 copia original

De todo un poco…

Vidal Holgado

Carta de un independentista

El otro día, hojeando el semanario que acompaña a los periódicos de Promecal los fines de semana, en la sección de cartas de los lectores, me topé con la de Josep F. Gironés Descarrega. Yo es que tengo fijación con los nombres, que le vamos a hacer, cada uno con sus manías. Llamarse Gironés y ser de Tarragona ya es un poco incongruente, pero bueno, territorialmente no están muy lejos y tal circunstancia se puede deber a cualquier accidente, pero si el segundo apellido fuera compuesto, digamos -Descarrega del Ventre-, estaría más acorde con la naturaleza del texto que le publican.
De todas formas, este hombre es solo un ejemplo más de los Joseps, Jordis, Monses y Marionas que abundan por aquellas tierras y que son fieles seguidores de la doctrina de su muy honorable expresidente, ejemplo de altruismo y honradez, considerando que todo catalán que no sea independentista, no puede ser un buen catalán.

 


Verán Vd., pueden ser independentistas y su creencia y la defensa de la misma merece todos los respetos, lo que ya no merece ningún respeto es que traten de imponérsela por la fuerza, privándoles de derechos que, parece ser solo Vds. merecen, e incumpliendo la ley en vigor, a los demás, incluidos los catalanes a los que consideran malos porque no comulgan con sus ideas.
Es de suponer que lo anteriormente dicho está en la esencia del escrito y que, a esta gente, con tal de justificar lo injustificable, no le importa lo más mínimo despotricar, empleando falsos argumentos y falacias que no se sostienen ni apuntalándolos.

 


La carta la envía para descalificar un artículo anterior de Carmen Posadas titulado -Leyenda nueva y vieja-, que contiene verdades como puños, tanto, sobre la actuación de España durante la conquista de América, como sobre las actuaciones de algunos ciudadanos catalanes que, no brillan precisamente por su buen comportamiento, y también de sus políticos procesados, tal y como puede comprobarse leyendo la historia de la conquista, toda, si, también la de los escritores a sueldo de unos y OTROS PODERES ESTABLECIDOS, no nos refiramos solo a la que nos conviene, y del desarrollo del Juicio en el Supremo a los golpistas catalanes.

 


Si Vds. supieran algo de historia o no la contaran como les conviene, tendrían que admitir que la conquista duró siglos y que en ella participaron españoles de todas las regiones, no solo castellanos, si incluso catalanes. Es cierto que, en el primer viaje de Colon, no consta que fueran catalanes, pero seguro que alguno se embarcó, bien huyendo de los agentes de la Santa Hermandad o porque le embarcaron cumpliendo pena de gurapas, buena gente, que en Cataluña también los había. Al segundo viaje ya si se apuntaron, el riesgo disminuye cuando se conoce el destino.

 


Por mucho que les joda a algunos, los catalanes también participaron y no poco, en la conquista y, según Vd., también en las barbaridades que la leyenda negra cuenta. Quien se atreve a negar la participación catalana cuando las primeras iglesias fundadas en el nuevo mundo tenían, entre otros nombres: Monserrat, Santa Tecla y Santa Eulalia, nombres que para Vds. igual son poco catalanes o de renegados. Pero no fueron solo frailes, por si acaso su defensa se basa en la poca simpatía a la Iglesia, abad de Monserrat aparte porque conviene, también fueron políticos, militares y aventureros, o ¿no saben Vds. nada de un tal Joan Grau de Toloriu?, poco catalán también, quien fue mano derecha de Hernán Cortés en la conquista de Méjico, y también los que contribuyeron sin viajar, ¿Qué saben Vds. del cosmógrafo Jaume Ferrer de Blanes?, no creo que con tal nombre y apellidos se pueda dudar de su origen, y de ¿cuál fue su participación en el trazado de la raya que hicieron en el mapa, españoles y portugueses, cuando se repartieron el mundo en Tordesillas?. No es cuestión de hacer la lista de catalanes relevantes que participaron, porque llenaríamos varios folios.

 


Son Vds. mas retorcidos que una mecha de yesca y algodón, por emplear un calificativo suave, mucho presumir de catalanes y saben de la historia de Cataluña lo mismo que de cuadrar círculos, algo que no es de extrañar, porque han cometido la salvajada de borrar o tergiversar, en sus libros de texto, todo aquello que enaltezca a España y completarlo con trampas y falsedades que la envilezcan.
Son Vds. unos descastados, que reniegan de aquello de lo que otros nos enorgullecemos, vale que el comportamiento de nuestros antepasados no siempre fue ejemplar, pero también hicieron grandes aportaciones y si, también se provecharon, como lo hicieron los catalanes, maestros, por cierto, en el arte de obtener beneficios. Les fastidiaba que las expediciones partieran, y volvieran, en las costas andaluzas, lógico, teniendo en cuenta los destinos. Bien que se quejaban y bien que olvidaban su catalanismo, igualito que ahora, cuando se trataba de pedir, baste como ejemplo la forma en que la oligarquía catalana se dirigía al Rey solicitando privilegios: “eran propios vasallos que son y se nombran españoles, siendo indubitado que Cataluña es España……”, ya entonces les funcionaba, tanto quejarse y siempre han salido bien parados.

 


Son Vds. muy chulos, pero, mas que les pese, no pueden permitirse ejercer su chulería, tendrían que empezar por derruir media Barcelona, sobre todo sus edificios más emblemáticos, ¿hace falta aclararles la procedencia del dinero con que se construyeron?, mejor no darles ideas, parece que entre Vds. sí habría quien estaría dispuesto, cualquier noche tiran a Colon de la columna, basta comprobar en que se está convirtiendo la ciudad, a pasos agigantados, durante el último lustro.
Invita Vd. a Carmen Posadas a visitar Cataluña para que se entere. Dudo mucho de que Carmen no conozca Cataluña, puede que mejor que Vd. que, aunque viviendo allí, se expresa Vd. con argumentos de tertuliano de casino de provincias, demostrando que hay gente que por mucho que mire ve poco y que no hay mas ciego que el que no quiere ver. ¿De que tiene que enterarse?, ¿de lo que Vds. están haciendo?, no vamos a referirnos a los cambios, para mal, que están consiguiendo social y económicamente en toda Cataluña, y pongamos solo algunos ejemplos de sus brillantes actuaciones. En la Barceloneta, que vale, que no es la flor de la barriada Barcelonesa, pero que tiene su historia y su encanto, amen de la cantidad de transeúntes, muchos extranjeros, que deambulan por el barrio y hacen uso de su playa.

 

Hay una calle que se llamaba del Almirante Cervera, al que solo una ignorante podía tachar de facha y fascista, pues bien, han cambiado su nombre por el del fallecido Pepe Rubianes, ilustre personaje que cuenta entre sus méritos más destacables, el de no perder ocasión para referirse a la puta España, toda una actuación que encumbra el barrio. En la misma barriada, a pocos metros, en el paseo que da al lugar donde atracan los yates de lujo, puede observarse la multitud de manteros ofreciendo sus mercancías, y a cada extremo de la calle un coche de la guardia urbana, se supone que para cuidarlos, me imagino la risa que les debe entrar a los dueños de los restaurantes de postín, que se encuentran en la otra acera, cuando les lleguen los recibos del impuesto de bienes inmuebles y del establecimiento de terrazas. Otro ejemplo de cómo mejora Barcelona.
Resiste, por ahora, y en el mismo emplazamiento, el Paseo D. Juan de Borbón, aunque lo degradaron de avda. a paseo, pensaron en nombrarle como paseo Nacional, pero eso de Nacional, a alguien no le sonaría bien y no se atrevieron a poner paseo de la República, porque a veces la justicia funciona, así que seguramente lo dejaron para mejor ocasión. Pero no se crean, que detrás de ello andan, igual cualquier día no lo encontramos como el callejón de los zalpargatos y los andrajosos, visto que a la avda. Príncipe de Asturias la han renombrado como la calle de las cazuelas, cualquier cosa.

 


Por último, porque podríamos escribir un tocho de varios kilos, si visitan Vds. Barcelona, siguiendo el consejo del Sr. Josep F. Gironés, en las calles tendrán menos problemas, hay más sitio, de momento y no en todas, pero si hacen uso del metro, se pueden encontrar con que le viene de frente un tropel de manteros a todo trapo, que no es que parezcan dromedarios con enormes jorobas, es que son gibas gigantes con patas y, o se arrima Vd. a la pared para librarse del arrastre, o sufrirá Vd. los daños de una estampida.

 


Miren Vds., nos tienen hartos con su monserga separatista, mas que les pese, Cataluña es España y lo seguirá siendo, y solo unos imbéciles y malintencionados pueden creer e intentar hacernos creer a los demás que, el alumbramiento de una república catalana independiente, puede producirse por un parto sin dolor, tengan la seguridad de que sería un mal parto y que la criatura nacería muerta, y no es que lo diga yo, es que ya tienen Vds. varios precedentes, el último y bastante ridículo, afortunadamente no cruento, no hace ni dos años.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: