Los bomberos regalan ilusión en la planta de Pediatría del hospital Clínico