Hotel Corona Sol. Las vistas desde un hotel ilegal

Fotos: F. Oliva