El Museo del Comercio acoge la celebración de la fiesta popular de la llegada de la Cuaresma