El consejero de Sanidad, Sáez Aguado, en Salamanca