La zona del Cuadro en Valladolid se olvida definitivamente de su época de fiesta