Valladolid, más ciclista que nunca