¿Se ha mitificado en exceso la figura de Nelson Mandela?