¿Deben acudir los cargos públicos a los actos religiosos de la Semana Santa?