Özil y Adebayor aseguran la presencia del Real Madrid en la final de la Copa

EL PARTIDO ESPERADO. La final se jugará entre el Barcelona y el Madrid el próximo día 20 de abril
EFE / Madrid

Un gol de Özil, tras un gran pase de Khedira en el minuto 81, metió de lleno al Madrid a la final de la Copa del Rey. El Sevilla necesitaba ya dos goles para superar la eliminatoria y finalmente no pudo abrir la portería de Casillas.

Con todo a favor y ya fuera de tiempo, Adebayor logró estrenarse como goleador con su nuevo equipo, rubricando el 2-0 definitivo que lleva a los blancos a una nueva final copera, hito que hacía muchos años que los merengues no lograban.

Durante el encuentro, por otro lado, hubo una jugada para la polémica en la primera parte cuando el 0-0 mandaba en el marcador. Un balón de Zokora hacia Negredo fue cortado por el árbitro al señalar fuera de juego justo antes de que el sevillista golpeara el balón y marcara de vaselina ante la salida de Casillas. Tras las repeticiones televisivas, todo apuntaba a que el gol fue mal anulado por el trencilla.

El Madrid, por su parte, mostró signos evidentes de cansancio entre los jugadores más utilizados por Mourinho, que ahora deberán afrontar de nuevo los partidos de Liga de Campeones.

La final copera ya está definida y volverá a enfrentar a FC Barcelona y Real Madrid en la final más esperada por todos. Ambos equipos se han enfrentado en cinco ocasiones en una final de Copa del Rey. En tres de las cinco veces ganó el conjunto culé y en las otras dos restantes lo hizo el conjunto de Chamartín. La última fue en 1990 en Valencia y los catalanes vencieron 2-0 con goles de Amor y Julio Salinas.