Özil ilusiona al Bernabéu en el estreno de un Real Madrid gris

El Real Madrid derrotó a Osasuna en su estreno oficial en el estadio Santiago Bernabéu, gracias a un gol de Carvalho culminando a puerta vacía una acción de contraataque, en un partido gris en el que la calidad del alemán Özil ilusionó al aficionado blanco.
EFE

La derrota del Barcelona provocó más alegría en el Santiago Bernabéu que el fútbol del Real Madrid. Al equipo de José Mourinho le cuesta arrancar. No encuentra un patrón de juego y derrotó a Osasuna gracias a una contra mortal. Los silbidos de desesperación al descanso en el coliseo blanco muestran que el juego está a años luz de la exigencia del buen aficionado madridista. El Real Madrid domina a su rival por inercia, por mayor calidad, y muestra una preocupante falta de ideas cuando supera el centro del campo. Si el contrario está posicionado, las luces se apagan. Y eso que Mourinho apostó por todo su arsenal ofensivo junto de inicio, pero falta orden. Al menos Özil dejó muestras para la esperanza.