Zarzuela prescindirá de García Revenga, asesor personal de las Infantas Elena y Cristina

Carlos García-Revenga

La Casa del Rey prescindirá del asesor personal de las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, Carlos García Revenga, debido a que las hermanas de Felipe VI ya no son miembros de la Familia Real.

 

García Revenga, que hoy por hoy sigue siendo empleado de la institución y, por tanto, cobrando un sueldo público, abandonará su puesto "antes del próximo 31 de diciembre", han precisado las mismas fuentes.

 

Felipe VI ha decidido que, con carácter general, sus hermanas no desempeñarán ninguna actividad institucional. En el caso puntual de que encomiende alguna labor de representación a la Infanta Elena, ella no cobrará por esos servicios, según informó la Casa del Rey en una reunión informativa con medios de comunicación en julio pasado.

 

Debido a que las hermanas del Rey no tendrán, salvo alguna posible excepción en el caso de Doña Elena, actividad institucional, las funciones que desempeñaba García-Revenga en la Casa concluyen y por tanto se prescindirá de sus servicios.

 

El asesor de las Infantas declaró en calidad de imputado en el caso Nóos que investiga los negocios presuntamente irregulares emprendidos por Iñaki Urdangarin, marido de la Infanta Cristina y cuñado de Felipe VI, pero el juez José Castro levantó posteriormente esa imputación.

 

García-Revenga figuró durante 19 meses como tesorero del Instituto Nóos, fundación que presidió Urdangarin y que firmó millonarios contratos con las Administraciones balear y valenciana. La investigación judicial ha revelado que esos fondos no se reinvirtieron en los fines que supuestamente perseguía la entidad, sino que presuntamente se desviaron a empresas privadas de Urdangarin y su socio Diego Torres.