Zapatero remite al futuro Gobierno y Parlamento conducir la nueva etapa con unidad

Rajoy espera la disolución irreversible de la banda. Dentro, el resto de reacciones en un vídeo-resumen



El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que el comunicado de ETA anunciando el cese definitivo de su actividad armada es una victoria del Estado de Derecho y ha emplazado al nuevo Parlamento y al Gobierno que de él surja la conducción de esta nueva etapa, para la que ha pedido mantener la unidad de los demócratas.

En una declaración institucional desde el Palacio de la Moncloa, Zapatero ha tenido palabras de recuerdo para las víctimas del terrorismo, ha subrayado la determinación de todos los Gobiernos democráticos para acabar con el terrorismo y ha agradecido la labor de las Fuerzas de Seguridad y de la Justicia, así como la cooperación internacional, especialmente de Francia.

A su juicio, el fin de la violencia es mérito del Estado de Derecho y del "temple y la firmeza" de la sociedad. A partir de ahora, cree que debe ser el Parlamento que surja de las elecciones del 20 de noviembre y el futuro Gobierno quien gestione la nueva etapa, manteniendo siempre la unidad entre los partidos políticos vascos y españoles.

Rajoy espera el fin de la banda
Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que el comunicado de ETA anunciando el cese definitivo de su actividad armada es una "gran noticia" pero cree que "la tranquilidad sólo será completa cuando se produzca la disolución irreversible y su completo desmantelamiento".

En una declaración leída en la sede del PP, Rajoy ha admitido su "satisfacción" por el anuncio de ETA y ha atribuido el fin de la violencia a toda la sociedad, subrayando que se ha conseguido "sin ningún tipo de concesión política", lo que hace que la ciudadanía española sea hoy "más libre".

El líder del PP ha asegurado hasta en tres ocasiones durante su breve comparecencia que este comunicado es "una buena noticia". Es "un paso importante", ha señalado, fruto "del esfuerzo y la determinación del conjunto de la sociedad española, que ha sabido resistir de manera ejemplar al chantaje criminal de los terroristas durante décadas", manteniéndose "unida".

Rajoy, que según fuentes del PP ha hablado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a lo largo de esta tarde, ha asegurado que su "primer pensamiento" es "para todas esas personas inocentes cuyas vidas quedaron destruidas". "Su sufrimiento ha sido el sufrimiento de todos los españoles de bien", ha recalcado.

Las víctimas seguirán siendo referente moral
Además, ha afirmado que las víctimas del terrorismo "seguirán siendo el referente moral" de la democracia española, porque "nunca perdieron la confianza" en los instrumentos del Estado de Derecho, es decir, en "la ley, la justicia y las fuerzas de seguridad".

Precisamente, ha reconocido también "muy especialmente" la labor de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", que "han ofrecido un enorme tributo de sangre y han actuado con una eficacia ejemplarmente democrática".

Junto a ellos, ha agradecido también la "determinante" labor de los jueces y fiscales en la lucha antiterrorista, ya que la noticia del cese de la actividad armada de la banda "se ha producido porque la ley, la expresión de la libre voluntad de los españoles, ha sido más fuerte que las amenazas y la violencia".