Zapatero: "Os pido que a quien salga elegido le deis el mismo apoyo que a mĂ­"

Se despide reivindicando que gracias a sus medidas EspaĂąa no estĂĄ ahora intervenida, y reconoce el error de haber admitido tarde la crisis

Zapatero ha dicho adiĂłs a la primera lĂ­nea polĂ­tica. En su Ăşltimo discurso como secretario general del PSOE, ha pedido a su partido que "a quien salga elegido" como su sucesor le brinden al menos el "mismo apoyo" que le han dado a ĂŠl.

Durante una hora de intervenciĂłn ante el Congreso Federal en Sevilla, el expresidente del Gobierno ha hecho balance de sus once aĂąos y medio al frente de la formaciĂłn y ha instado a los socialistas a que tengan "responsabilidad" y "sentido de Estado" con el actual Gobierno porque su objetivo no es derrotar al PP sino la crisis.

"Apoyo". Es lo que el todavĂ­a secretario general del PSOE, JosĂŠ Luis RodrĂ­guez Zapatero, ha pedido este viernes para "quien salga elegido" como su sucesor. En este sentido ha recordado a los miembros de su partido que "el clima de unidad" que tuvo la formaciĂłn desde el mismo dĂ­a en que le eligieron fue "decisivo" para que ganase las elecciones en 2004 y 2008.

En su Ăşltima intervenciĂłn como lĂ­der socialista, Zapatero ha puesto como ejemplo para el futuro a JosĂŠ Bono, al que ganĂł en 2000 en la carrera por la SecretarĂ­a General y con el que, sin embargo, ha fraguado una "amistad y una lealtad".

Por este motivo, ha querido indicar a Rubalcaba y ChacĂłn que, mĂĄs importante que saber ganar y perder es "la amistad, los afectos y la capacidad de hacer muchas cosas juntos".

A menos de veinticuatro horas de la votaciĂłn que elegirĂĄ a uno de los dos candidatos como nuevo Secretario General, Zapatero ha asegurado que lo mĂĄs importante es saber "que nos une ante todo el respeto que debemos todos a la historia de este mĂĄs que centenario partido".

Zapatero tambiĂŠn ha tenido palabras para los delegados. A su juicio, estĂĄ claro que cada uno de ellos "sabrĂĄ lo que tiene que hacer" pero "lo mĂĄs importante" es que al dĂ­a siguiente todos deberĂĄn estar "detrĂĄs del que tenga el nuevo liderazgo".

Sin embargo, ha avisado que el lĂ­der es como el que va "primero en la cordada" escalando una montaĂąa, que llega a la cima el primero, pero "cuando hay una tormenta o un alud tambiĂŠn es el primero".

Asimismo, les ha recordado los motivos por los que deben estar "todos democrĂĄticamente detrĂĄs" del nuevo lĂ­der: por respeto al "acto soberano de los delegados" con su voto, porque "se lo merece el partido" y ante todo "porque lo necesita EspaĂąa".

Una EspaĂąa que, en la actual situaciĂłn, necesita en su opiniĂłn un PSOE "unido, con un liderazgo claro, que trabaje, arrime el hombro y sea alternativa cuanto antes al proyecto del PP".

Responsabilidad y sentido de estado
En esta lĂ­nea, Zapatero ha pedido al PSOE que hagan lo que el PP, cuando estaba en la oposiciĂłn, no hizo con el Ejecutivo socialista.

"Permitidme que os diga, aunque esta ya no serĂĄ mi tarea, que si cuando estĂĄbamos en el Gobierno pedĂ­amos responsabilidad y sentido de Estado, ahora que estamos en la oposiciĂłn, demostremos responsabilidad y sentido de Estado, porque el objetivo del PSOE no es derrotar al PP sino a la crisis", ha aseverado.

AdemĂĄs, el dirigente socialista ha realizado una defensa de las medidas que su Gobierno adoptĂł a partir de mayo de 2010, aĂşn sabiendo las consecuencias sociales y electorales que eso iba a conllevar. En este contexto, ha reivindicado las medidas adoptadas asegurando que gracias a ellas EspaĂąa no estĂĄ ahora intervenida.

En el capĂ­tulo de la autocrĂ­tica, el exlĂ­der del Ejecutivo ha asumido el error de haber reconocido tarde la crisis econĂłmica, aunque tambiĂŠn ha descargado parte de su culpa asegurando que a ĂŠl se le ha exigido algo que nadie podĂ­a predecir.

Durante su intervenciĂłn, el secretario general del PSOE tambiĂŠn ha tenido tiempo para repasar la actualidad y ha lamentado "profundamente" la decisiĂłn del Gobierno de Mariano Rajoy de suprimir la asignatura de 'EducaciĂłn para la CiudadanĂ­a'.

Respecto a la decisiĂłn del Ejecutivo de modificar la Ley del Aborto, ha pedido que se den un tiempo de "reflexiĂłn", que vean los resultados de la Ley y que dialoguen con todas las fuerzas polĂ­ticas.

Zapatero ha alegado, en este sentido, que la actual ley que ahora se quiere modificar "acaba con una situaciĂłn de facto, de hipocresĂ­a y de falsedad, que era lo que pasaba con la anterior".

Despedida y recuerdo para Bono
Su intervenciĂłn, destinada a presentar el informe de gestiĂłn de su Ejecutiva, se ha convertido en un balance de sus once aĂąos y medio al frente del partido.

Aunque ha intercalado alguna broma sobre el proceso de sucesiĂłn actual, se le ha visto emocionado en varios momentos y mucho mĂĄs cuando, tras su intervenciĂłn, el Congreso en pleno le ha dedicado un largo aplauso.

ExcusĂĄndose por no poder hacer una lista infinita de agradecimientos, incluida su Ăşltima ComisiĂłn Ejecutiva Federal, Zapatero sĂ­ ha querido convertir a Bono en el Ăşnico socialista al que ha dedicado una menciĂłn expresa y ha subrayado que su amistad y su lealtad en estos aĂąos tienen un "valor polĂ­tico" y "puede ser Ăştil" para el periodo que se abre ahora con una nueva elecciĂłn.

El dirigente socialista ha dejado para el final la parte mĂĄs personal. "Siempre estarĂŠ con vosotros, a vuestro lado, ayudarĂŠ en lo que pueda. Siempre, siempre, conservarĂŠ los afectos hacia todos, ademĂĄs de manera sincera", ha manifestado.

Reconociendo el gran apoyo que siempre ha recibido y tras bromear con que en este Congreso hay algo "mĂĄs importante" que su informe de gestiĂłn, ha decidido pedir a los suyos una Ăşltima cosa: "Que a quien maĂąana sea elegido secretario general le deis el mismo apoyo que a mĂ­ me habĂŠis dado, y debo recordaros que yo lo tuve muy amplio desde el primer minuto", ha manifestado, mientras las cĂĄmaras de televisiĂłn mostraban a los dos aspirantes aplaudiĂŠndole con gravedad.

"Y aquĂ­ termina mi tiempo", ha reconocido Zapatero, expresando su deseo de que la nueva etapa del PSOE estĂŠ "llena de servicio a EspaĂąa" y a sus ideales de una ciudadanĂ­a libre, responsable y que no renuncie a la "aspiraciĂłn de igualdad fraternal".

"Gracias compaĂąeros, y aquĂ­ estoy con vosotros", ha finalizado, antes de volver a su asiento en el centro del escenario con un largo aplauso que ha terminado por emocionarle de nuevo.