Zapatero anuncia un impuesto para ricos en “pocas semanas”

Congreso. El presidente asegura que el nuevo tributo no afectará al 99,9 por ciento de la población. Rajoy. Afirma que las “contradictorias declaraciones” del Ejecutivo generan “dudas y desconfianza”
Agencias

El Gobierno prepara un nuevo impuesto para los más ricos. Así lo anunció ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que afirmó en el Congreso de los Diputados que el Gobierno presentará en “pocas semanas” una figura tributaria que no afectará a los impuestos generales ni al 99,9 por ciento de la población, sino sólo a los ciudadanos con una alta capacidad económica. El anuncio de Zapatero se produjo en respuesta a una pregunta del presidente del PP, Mariano Rajoy, quien dijo a Zapatero que las “contradictorias declaraciones” de los distintos miembros del Gobierno generan “dudas, incertidumbres, preocupación lógica y mucha desconfianza”.

El presidente del Gobierno aseguró que el Ejecutivo está evaluando dentro de las posibilidades del sistema fiscal una figura que permita que los ciudadanos con una mayor capacidad económica hagan un esfuerzo solidario durante la crisis. “Espero (que esta figura fiscal) cuente con su apoyo”, dijo a Rajoy.

Zapatero recordó que ya había dicho que su objetivo es que el esfuerzo para reducir el déficit sea “lo más equitativo posible”, lo que le lleva a pedir un esfuerzo a los ciudadanos que más tienen. “Lo vamos a hacer y ese va a ser el único esfuerzo impositivo que tenemos planificado”, aseveró, tras pedir a Rajoy que se sienta “tranquilo” porque la figura tributaria no afectará a los impuestos generales ni al 99,9 por ciento de la población.

Recordó también que la opinión del Gobierno es conocida porque se ha expresado en sede parlamentaria y en el debate en el que se presentó el plan para reducir el déficit, cuando se pidió un esfuerzo colectivo a los ciudadanos que afecta “de manera singular” a los empleados públicos y a otros colectivos, como los pensionistas.

Zapatero señaló ante las críticas que todos los gobiernos han tenido que anticipar algunas decisiones por la crisis económica tan “especial” como el actual. “A veces hay que cambiar de opinión, pero para eso evidentemente hay que tenerla y usted (en referencia a Rajoy) no puede cambiar de opinión porque no tiene ninguna”, denunció.

Por su parte, Salgado negó haber sido desautorizada ante el anuncio de la nueva figura tributaria. Según afirmó, la nueva “medida impositiva” que el Ejecutivo está “estudiando” y presentará en las próximas semanas va a ser “compartida por todo el Gobierno”.