Zamora y Álvaro, contrariados por las decisiones de Oliva

MEDIO. “Me sorprendió no ir convocado, para qué nos vamos a engañar”. DEFENSA. “Pensé que entraba por Goiko porque hubiera sido lo lógico”
D. G.

Los dos primeros se quedaron fuera de la convocatoria cuando hace un par de semanas eran piezas habituales, mientras que el último ni siquiera tuvo minutos cuando se lesionó Goiko.

Tanto Zamora como Jurado se muestran contrariados. El mediocentro reconoce que le cogió por sorpresa quedarse fuera de los dieciocho elegidos: “Sí me sorprendió, para que nos vamos a engañar. Pero bueno, somos más de veinte en la plantilla y el entrenador es el que elige lo que él cree que está mejor. Ante eso, sólo queda seguir trabajando más si cabe”. Desde la grada, el andaluz también vio un encuentro con pocas cosas que salvar: “Lo vi igual que lo vio todo el mundo, fue un partido que teníamos que haber ganado. Unas veces se puede y otras no. Tenemos que saber jugar con estas cosas y aguantar la presión”. Jurado prefiere no pensar en si el equipo se está dejando por el camino sus opciones de optar al ascenso: “Lo mejor que podemos hacer ahora es pensar en partido a partido y en ganar el del sábado, porque si no la cosa se va a poner fea respecto a nuestro público y nosotros vamos a tener menos confianza. Los equipos de arriba tampoco son mucho mejores que nosotros, pero hemos fallado en los momentos puntuales”.

Por su parte, el central Alejandro Zamora admite que le dejó tocado la decisión del míster de sacar al campo a Hugo Leal y retrasar a Endika en vez de darle entrada a él por la lesión de Goikoetxea: “Afecta, sí, pero sabes que puede ser así y no queda otra que aceptarlo. Me queda seguir trabajando para que el míster pueda volver a confiar en mí”. El futbolista de la UDS reconoce que se hizo ilusiones, siempre lamentando la baja de un compañero, eso sí, de salir al campo por el hecho de ser el único central puro del banquillo: “Cuando se lesiona Goiko, si estoy convocado y juego en esa posición, en lo que pienso es en jugar, pero el míster pensó en otra cosa. Era lo lógico, lo que pensaba todo el mundo, pero es así y hay que acatarlo”. Eso sí, Zamora confiesa que su fortaleza psicológica le ayudará a encontrar una nueva oportunidad en el equipo próximamente: “Yo soy fuerte mentalmente y confío mucho en mis posibilidades”.