Y Usain Bolt alcanza la 'inmortalidad', nueve oros en tres Juegos

Bolt cruzó en primer lugar su última meta olímpica

El atleta jamaicano Usain Bolt cerró su círculo legendario en Río de Janeiro este viernes con el 'triple-triple' de oros olímpicos, después de añadir el del 4x100 a los de 100 y 200 metros durante tres Juegos consecutivos, 9 medallas de oro que apuntan a la despedida perfecta.

El tartán brasileño pudo ser testigo de las últimas zancadas de Bolt. A tenor de sus declaraciones con tintes de despedida, de un último ciclo más complicado por lesiones, de 29 años, el rey de las carreras cruzó su última meta olímpica en primer lugar. El relevo jamaicano se impuso con un tiempo de 37.27 a Japón y Estados Unidos.

Por tercer año consecutivo, aunque un posible positivo de Nesta Carter en 2008 podría quitarles ese oro, Jamaica impuso su ley con Bolt en el último relevo. La sorprendente hazaña japonesa se quedó con la plata (37.60), mientras que Estados Unidos fue descalificado y finalmente Canadá completó el podio.

Bolt cumplió con su objetivo de ser inmortal, de entrar en un olimpo con coto privado en el atletismo moderno. Un rey sin discusión de la velocidad en la última década, con un legado que le hace codearse con los más grandes de cada deporte. Con sus nueve oros iguala a los atletas Paavo Nurmi y Carl Lewis, ellos con tres y una plata, en tiempos muy lejanos en caso del finlandés y de más pruebas olímpicas.

En la prueba femenina, Estados Unidos acudió a la llamada del oro por sexta edición consecutiva. Pese a ganarse el billete en una curiosa imagen corriendo en solitario tras ser readmitidas de una serie fallida, pese a correr desde la calle 1, las yanquis volaron con la segunda mejor marca de todos los tiempos.

En el primer oro en el 4x100 desde la primera calle desde 1972, el cuarteto americano se quedó a 13 centésimas del récord del mundo --establecido por la misma Estados Unidos en Londres 2012--, con un tiempo de 41.01, lo cual le sobró para dejar atrás a Jamaica y Gran Bretaña, plata y bronce. La americana Allyson Felix sumó un histórico quinto oro.

En la final del 5.000 metros femenino la keniata Vivian Jepkemoi Cheruiyot dejó sin doblete a la etíope Almaz Ayana, quien se desfondó a 400 metros de enfilar la última vuelta. La campeona olímpica con récord del mundo en los 10.000 cedió siendo superada por Cheruiyot, plata en los 10.000, y su compatriota Hellen Onsando Obiri, quedándose con el bronce.

Además, el día en que la rusa Yelena Isinbayeva anunció su retirada del atletismo, la griega Ekaterini Stefanidi conquitó el oro en salto de pértiga con un concurso emocinante de 4.85 que estuvo cerca de superar en su último intento la estadounidense Sandi Morris, plata con la misma marca por nulos. La neozelandesa Eliza McCartney logró el bronce (4.80).

El atleta de Tayikistán Dilshod Nazarov se hizo con el oro en lanzamiento de martillo (78.68), el primer oro de su país desde la independiencia de la Unión Soviética en 1991. El bielorruso Ivan Tsikhan, recién cumplida una sanción por dopaje, se proclamó subcampeón (77.79), mientras que el polaco Wojciech Nowicki fue bronce (77.73).