¿Y si pasa en otro campo?

PRIMERA Y SEGUNDA. Los clubes profesionales son los únicos que disponen de un sistema RCP de emergencias. EN SALAMANCA. Depende de la ambulancia contratada para los partidos
T. S. H. / A. A. G.

Los doctores fueron muy claros. Su labor fue vital pero fue un desfibrilador externo semiautomático el que resolvió la parada cardiorrespiratoria y salvó la vida de Miguel García pero ¿hay desfibriladores en todos los campos de fútbol?
Si la pregunta la realizamos en España la contestación es sí, para los clubes de Primera y Segunda División. Aunque la ley no obliga a que estos recintos deportivos dispongan de este dispositivo todos los equipos disponen de este instrumental según confirmó un portavoz de la Liga de Fútbol Profesional, que se encargó de remitir uno a cada club a instancias de los doctores de la Liga después de lo sucedido con Antonio Puerta.

Pero la situación es bien diferente si hablamos del fútbol no profesional. Por ejemplo, en Salamanca. Ningún otro club de la provincia dispone de este aparato y tan sólo se cuenta con él durante los partidos dependiendo del tipo de ambulancia que esté presente. La convencional –de transporte colectivo–, no cuenta con ellos, mientras que las de soporte vital básico y las UME sí que cuentan con uno de estos equipos de reanimación cardio pulmonar.

En los últimos años han sido varias las consejerías de Salud que han recomendado instalar este tipo de máquinas en aquellos espacios considerados más sensibles desde el punto de vista cardiológico, como pueden ser los espacios para la práctica del deporte –en algunas ciudades como Gijón ya se ha hecho e incluso allí se ha instalado en la estación de tren–. Entre las dificultades para hacerlo, al margen de la económica, se encuentra la de su uso, aunque al tratarse de aparatos semiautomáticos incluso son capaces de ir dando indicaciones de los diferentes pasos a seguir.